El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió que Teléfonos de México (Telmex) incumplió la condición 1.9 de su título de concesión, la cual se refiere a la explotación directa o indirecta de una concesión para servicios de televisión al público, con su relación con Dish, por lo que impuso una multa a la telefónica por más de 5 millones de pesos.

Telmex informó que la resolución notificada está siendo analizada y será impugnada conforme a las leyes aplicables.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, Telmex dijo que fue notificada de una resolución emitida por el IFT mediante la cual se resolvió que, derivado de los acuerdos celebrados con Dish México y sus afiliadas, la empresa incumplió la condición 1.9 de su título de concesión, la cual se refiere a la explotación directa o indirecta de una concesión para servicios de televisión al público, y se le impuso una multa por la cantidad aproximada de 5 millones 383,200 pesos.

María Elena Estavillo, comisionada del IFT, comentó a El ?Economista que con esta sanción concluyó el procedimiento (de investigación que había llevado a cabo el instituto).

En cada caso hay una valoración de la infracción específica imputada al responsable. El pleno concluyó que sí procedía la sanción y se aplicó lo que preveía la ley. Se impuso la multa prevista en la ley precisamente por incumplir el título de concesión , dijo.

Comentó que el monto de la multa es el que permite la Ley Federal de Telecomunicaciones (ya abrogada), que fue la ley aplicable en este caso. Se incrementó al doble por considerar que hubo reincidencia . El procedimiento se inició en agosto del 2015. En enero del 2015, el IFT resolvió que hubo una concentración entre Telmex y Dish y no sólo un acuerdo de facturación y cobranza, como las empresas aducían, con lo que fijó una multa de poco más de 14 millones de pesos para la telefónica y una de 43 millones para la empresa de televisión satelital.

El órgano regulador requirió información a Telmex y Dish para determinar si las empresas se beneficiaron de manera indebida de la regla de gratuidad con la retransmisión de contenidos de televisión abierta, como lo denunciaron Televisa y Televisión Azteca.

En ese entonces, Irene Levy, presidenta de Observatel, previó tres escenarios en el caso Telmex-Dish: que el IFT resolviera que no hubo ni violación al título ni beneficio de la gratuidad; que sí hubo violación al título, pero no hubo beneficio de la gratuidad, lo que llevaría una sanción; o que sí hubo violación y se benefició del must carry, con lo que automáticamente procedería la revocación del título de concesión.

[email protected]