La reforma legal a la industria de la radiodifusión y las telecomunicaciones establece que a partir del 1 de enero dejarán de cobrarse las llamadas de larga distancia que los usuarios realicen a cualquier destino del país, un beneficio que será tangible de manera inmediata en los bolsillos de los mexicanos, pero pareciera que no tanto para las empresas del sector, proveedoras del servicio.

Son aproximadamente una docena de compañías que ofertan el servicio de larga distancia móvil o fija en México, de ellas, América Móvil, a través de sus filiales Telcel y Telmex, es la que cuenta con el mayor número de abonados y que por tanto es la empresa que enfrentaría el golpe más fuerte por la desaparición de este cobro.

Teléfonos de México contaba al tercer trimestre del 2014 con 17 millones de suscriptores fijos, mientras que Telcel llagaba a 70.4 millones de abonados móviles, según estimaciones de la consultora Telconomia.

En ambos segmentos, América Móvil (AMX) rebasaba el 70% de la concentración de mercado, lo que de facto la convertía en agente económico preponderante en cada uno de esos negocios.

América Móvil, que atiende a 286.8 millones de personas entre todas sus operaciones globales, reportó ingresos en México por 67,658 millones de pesos en el tercer trimestre del 2014, un 0.8% menos frente a los 68,181 millones del igual periodo del 2013. Para los primeros nueve meses del año, AMX logró entradas por 205,200 millones de pesos, 0.6% más en comparación con los 204,023 millones de pesos reportados entre enero y septiembre de un año atrás.

Las nuevas disposiciones aplicables en tarifas de interconexión a precios 0 para el agente preponderante en telefonía fija, Telmex, y móvil, Telcel, y derivadas de la reforma constitucional significaron impactos financieros para América Móvil.

De acuerdo con la compañía, en el tercer cuarto del 2014, AMX observó una caída del 5.5% en ingresos para sus operaciones mexicanas en cuanto a la canasta que integran los servicios de roaming, interconexión, etc, lo que supone 2,006 millones de pesos menos para sus arcas. Las afectaciones tuvieron mayor alcance en Telcel.

Los ingresos de voz, particularmente las móviles, han presentado una tendencia decreciente a lo largo del 2014, sobre todo a causa de las medidas de regulación introducidas que incluye la eliminación de las tarifas de itinerancia nacional y luego la eliminación de las tarifas de terminación para el tráfico de entrada de otros operadores , informó AMX en su reporte más reciente a los mercados.

Telmex no es la única firma del sector de las telecomunicaciones que vería una merma en sus ingresos por la desaparición de la larga distancia. Telefónicas como Alestra o Axtel, entre otras, verían más comprometidas sus finanzas por la eliminación de este cobro que se estipula en artículo 118 de la reforma, recordó la consultora Mediatelecom Policy & Law.

América Móvil, sin embargo, tendrá una ventaja ante sus competidores para hacer frente a las tarifas cero de la larga distancia.

Los 167,604 kilómetros de red de fibra óptica con cuenta Telmex y que supone la red más extensa del país, significa el as para Telmex.

La reforma constitucional obliga a Telmex y al resto de los operadores a no cobrar la larga distancia nacional a los consumidores. Pero no obliga a Telmex a no cobrar el acceso o el transporte de datos que otras compañías realicen de sus propios servicios hacia o por la red de Teléfonos de México, recordó Telconomia en un análisis de mercado.

(Los concesionarios deberán) abstenerse de realizar cargos de larga distancia nacional a sus usuarios por las llamadas que realicen a cualquier destino nacional , dicta el artículo 118 de la ley.

(Los concesionarios deberán) interconectar de manera directa o indirecta sus redes con las de los concesionarios que lo soliciten… (Deberán) abstenerse de interrumpir el tráfico entre concesionarios que tengan redes públicas de telecomunicaciones interconectados… , agrega el mismo artículo en párrafos anteriores.

El artículo 131, por su parte, fija que los agentes económicos preponderantes no cobrarán al resto de los operadores por el tráfico que termine en su red, por ejemplo el tráfico de larga distancia. Cuando el tráfico termine en la red de los concesionarios, el agente preponderante podrá negociar libremente las tarifas de interconexión. Y dado el caso, el regulador, el IFT, resolverá cualquier disputa que se derive al respecto.

Todos los operadores de telefonía con operaciones en México necesitan pasar por las redes de Telmex para conectar o llevar a su destino final una llamada. En cambio, Telmex no necesita de las redes de sus competidores para proveer sus servicios.

El 64.76% del tráfico de larga distancia nacional pasa por las redes y demás infraestructura de Teléfonos de México. La misma telefónica reporta el 55.9% del tráfico de larga distancia internacional de entrada, por el 55.65% del tráfico de salida, según cifras de Telconomia y del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

En el 2013, aproximadamente 20,900 millones de los 32,275 millones de minutos de larga distancia que realizaron los mexicanos pasaron por las redes de América Móvil.

El peso del cobro por los servicios de larga distancia se encuentra a la baja en los estados financieros de las telefónicas, pero aún significan alrededor del 10% de los ingresos de las compañías del sector.

América Móvil dejó de percibir ya 2,006 millones de pesos por las tarifas de interconexión a precio 0, pero aún puede compensar tales pérdidas por las llamadas de larga distancia que el resto de los operadores crucen por sus redes.

Días atrás, América Móvil presentó, conforme a las estipulaciones de la reforma, su propuesta de tarifas para la interconexión, pero no fijó precios, a razón de que la ley le permite negociar el monto de las tarifas con cada competidor en particular.

La ley no establece de manera específica si América Móvil puede cobrar por tarifas que no concluyan en su red, pero que la usen como parte del transporte del tráfico. Las proporciones de la red de AMX generan en México una asimetría en el mercado, ya que hay una relación prácticamente unidireccional en la que esta empresa no depende de sus competidores para completar la mayoría de sus llamadas, mientras que la competencia requiere de acceso a la red de América Móvil , expuso Telconomia en un informe.

" Telmex va a seguir ganando dinero gracias al tamaño de su red, por tarifas de interconexión o renta de capacidad", añadió la consultora especializada en TICs y telecomunicaciones.

mfh