En México, hemos superado las expectativas que teníamos y sabemos que lo mejor está por venir, dijo el presidente mundial de Starbucks, Howard Schultz, quien se mostró satisfecho por los resultados logrados a 10 años de su llegada (360 aperturas y colaborar en el incremento del consumo de café de .5 a 1.7 kilogramos per cápita).

Y tiene un motivo mayor: el socio local, Grupo Alsea, reiteró su deseo de invertir 110 millones de dólares para los siguientes cuatro años con base en su plan de negocio, que contempla abrir entre 40 y 45 cafeterías por año. Así, reforzarán la marca que les genera cerca de 25% de los ingresos totales.

De visita para la celebración de su década en México, Schultz no se aventuró a decir la posición que representa este mercado al corporativo, entre las 80 naciones donde está presente, porque más que las ventas le resultan relevantes aspectos como el compromiso social de sus socios.

Teníamos muchas empresas interesadas en traer Starbucks, que este año facturará unos 13,000 millones de dólares, y con todos platicamos.

Pero, cuando nos asociamos con Alsea, lo hicimos por su historial empresarial. Tenemos claro que las asociaciones tienen éxito cuando están alienados los valores y eso es que hemos visto , apuntó.

El mandamás de la marca también participó en la inauguración de la tienda 360, ubicada en el zoológico de Chapultepec, en la ciudad de México, y que será la primera en estar certificada en cuestiones de protección al ambiente; por ejemplo, la pintura que se utilizó en la decoración está libre de plomo.

CON AROMA DE CRECIMIENTO

El presidente de Alsea, Alberto Torrado, consideró que al cierre de este año registrarán cifras récord en las cafeterías porque la economía del país es sólida y el consumo de café sigue en ascenso.

El mercado en México da para mucho más y no estamos ni siquiera en la mitad del camino. El contrato que tenemos con Starbucks tiene una vigencia de 20 años más y seguiremos creciendo en México y Argentina , indicó el empresario.

Torrado, que presentó una iniciativa para erradicar la desnutrición infantil, consideró que las nuevas tiendas estarán a lo largo y ancho del país, pese a que en algunas localidades norteñas existen problemas de inseguridad.

alejandro.delarosa@eleconomista.com.mx