El magnate mexicano Carlos Slim vendió esta semana 1.5 millones de las acciones que tenía en las tiendas departamentales Saks, de acuerdo con documentos ingresados la víspera a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC).

La decisión dejó a Slim con 25 millones de acciones de Saks Incorporated, con lo que sigue siendo el mayor accionista de la empresa. Su participación accionaria bajó de 16 por ciento a poco más de 15 por ciento.

La transacción se realizó a través de Inmobiliaria Carso, que oficialmente posee los títulos, y que a su vez es propiedad de Slim y los miembros de su familia.

La operación significó un gran negocio para Slim, que vendió las acciones de Saks en un rango de precio de entre 11.94 y 11.65 dólares por título, de acuerdo con los documentos de la SEC.

Hace exactamente un año, cuando Slim adquirió 621,000 acciones adicionales de la tienda departamental, lo hizo en un rango de precio de entre 7.72 y 8.01 dólares por título.

La decisión de Slim ocurrió 20 días después de que un grupo de activistas organizara cuatro días de acciones frente a la tienda Saks Fifth Avenue de Nueva York, en protesta por lo que consideraron prácticas monopolísticas del empresario mexicano.

De acuerdo con la revista Forbes, Slim es el hombre más acaudalado del mundo, con una fortuna valuada en 74,000 millones de dólares.