En el último año y en plena crisis económica desatada por el Covid-19, Siemens incrementó su plantilla en México en 1,500 personas, debido al incremento en la demanda de productos de las diferentes líneas de negocio que la empresa alemana abastece desde México.

“Hemos observado un incremento de la demanda de hasta 30%”, afirmó Alejandro Preinfalk, director general de Siemens para México, Centroamérica y el Caribe, en el marco de la inauguración del Siemens Infinite Summit, que se celebra esta semana en México, de forma virtual.

El incremento del volumen de negocio de Siemens coincide con la mayor demanda de servicios de digitalización y automatización de las empresas, donde la empresa alemana tiene el acento en sus diferentes áreas de mercado, que incluyen las tecnologías en edificios, motores y drives, generación y administración de energía, salud y movilidad. “Estamos en la edad de oro para la automatización y digitalización (...) la pregunta ya no es si tomarlas o no, sino cuándo y el momento es ahora”, afirmó Preinfalk, quien recalcó la importancia que tiene para Siemens el mercado de soluciones para pymes, pues en México generan 42% del PIB y son responsables de 78% de los empleos.

octavio.amador@eleconomista.mx