Mediante el ejercicio de Parlamento Abierto para que la ciudadanía participe, la Cámara de Senadores abrió la discusión sobre la reciente reforma a la Ley Federal del Trabajo en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva para su análisis exhaustivo y evaluación con la finalidad de detectar nuevos cambios. Temas como outsourcing, situación laboral de los trabajadores del Senado de la República, lenguaje de género y trabajadores del campo, formarán parte del debate en puerta.

La consulta pública está dirigida a trabajadores, organizaciones sindicales, sector empresarial, instituciones académicas, de investigación, de especialistas, de organizaciones de la sociedad civil y demás organismos interesados en el tema.

Las opiniones podrán ingresarse digitalmente a través del formato publicado y habilitado en el micrositio de la Comisión de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana de la Cámara Alta, mediante la liga siguiente: http://comisiones.senado.gob.mx/anticorrupción/

El plazo para la presentación de opiniones sobre la más reciente reforma laboral y las reservas presentadas durante su discusión y aprobación inició el pasado martes y concluirá el próximo 15 de junio.

Del 22 de junio al 25 de julio siguiente se llevarán a cabo mesas de trabajo sobre el tema; las audiencias serán públicas, abiertas y se transmitirán por el Canal del Congreso y distintas plataformas digitales de la Cámara Alta.

Un grupo plural de senadores integrantes de las comisiones unidas de Transparencia y del Trabajo y Previsión Social emitirán a más tardar el próximo 30 de agosto las conclusiones e información relevante obtenida del Parlamento Abierto, que deberán aprobar dichas comisiones, publicar en la página de Internet del Senado de la República y remitir a la Junta de Coordinación Política (JCP), el órgano máximo de decisión que conforman los coordinadores parlamentarios de Morena, PAN, PRI, MC, PRD, PVEM, PT y PES.

Los senadores están interesados en tomar en cuenta la opinión de la sociedad a través del esquema de Parlamento Abierto porque según la Cuarta Encuesta Nacional de Opinión Ciudadana 2017, de Investigaciones Sociales Aplicadas (ISA), 63% de los mexicanos desaprobó el trabajo de los legisladores por considerar que sólo toman en cuenta sus propios intereses y los de sus partidos políticos; sólo 29% aprobó su labor. “Los niveles de desconfianza y desaprobación del trabajo del Congreso son altos, de tal suerte que la Cámara debe generar los mecanismos de comunicación con la ciudadanía”.

[email protected]