El sector empresarial reconoció la labor de Alfonso Romo como jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, al fungir como un factor de “distensión” y el freno a las “ocurrencias y la contención de los radicales”.

“Alfonso Romo fue una pieza valiosa de la administración del gobierno y un interlocutor abierto con el que siempre se pudo entablar un diálogo sincero”, dijo el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Luego de que el presidente Andrés Manuel López anunciara que Romo deja el cargo como Jefe de la Oficina de la Presidencia, pero que continuará como su principal enlace con el sector privado, los organismos que conforman el CCE afirmaron que “lo echaremos de menos”.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, reconoció la gestión de Alfonso Romo durante los dos años de gobierno de López Obrador, pues en circunstancias complejas fungió como “traductor, interlocutor y factor de distensión. Lo más valioso de su paso por el gobierno de México, fue el freno a muchas ocurrencias y la contención de los radicales”, aseguró.

A través de sus cuentas de Twitter, Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), agradeció la interlocución de Romo con el sector agroalimentario durante su desempeño. “Con su apoyo, continuaremos con la comunicación productiva con el gobierno mexicano mediante un diálogo que busque el bienestar de México”.

“Seguramente, seguirá trabajando por el bien de México en sus próximas responsabilidades”, consideró el CCE.

Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, calificó la labor del funcionario “con lealtad” y para lograr los mejores caminos para asegurar el desarrollo de nuestro país.

“En lo personal, querido poncho, mi aprecio”, expresó el dirigente de los industriales. 

kg