La Secretaría de Salud flexibilizó la restricción que había para el sector hotelero, que no fue considerado como actividad esencial en la reciente declaratoria de emergencia por la pandemia del Covid-19, por lo que en caso de ser necesario podrán ser utilizados los inmuebles con un factor de ocupación máximo de 15% en todo el país y para albergar, en algunos de ellos, a huéspedes nacionales y extranjeros que presenten síntomas respiratorios, y otro para huéspedes extranjeros sin síntomas respiratorios, en tanto éstos esperan el apoyo de sus respectivos gobiernos para su trámite de repatriación.

En todos los casos, el personal y los huéspedes deberán seguir los lineamientos sanitarios establecidos por las autoridades. Sin embargo, se precisó que la industria de hospedaje (hoteles, servicios de plataformas de alojamiento y las agencias de viajes por Internet) dejará de recibir reservaciones y reprogramará todas las que ya tenga hasta el 30 de abril, como lo estableció la autoridad.

En el caso de los huéspedes que estén relacionados con las actividades económicas esenciales, como los viajes de negocios, podrán ser recibidos en los hoteles presentando un comprobante de la empresa a la que pertenecen.

También se autorizó a los integrantes de las asociaciones nacionales de la industria hotelera a que, por razones humanitarias, permitan a ciudadanos extranjeros hospedarse, de manera restringida, en las instalaciones de los centros de hospedaje definidos.

[email protected]