La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) inició la etapa de supervisión a los tutores del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, con el fin de verificar que se encuentran en capacitación los aprendices que les fueron asignados.

De acuerdo con la comunicación enviada a los centros de trabajo inscritos, la dependencia que encabeza Luisa Alcalde Luján, informó que “con la finalidad de verificar el correcto desarrollo de los procesos de capacitación, te informamos que podrán ir a vistarte mentores de la nación, que son funcionarios públicos del Programa jóvenes Construyendo el Futuro cuya responsabilidad es verificar y atender cualquier eventualidad del Programa”.

Datos de la dependencia informan que hay un registro a nivel nacional de 157,057 centros de trabajo, quienes dan capacitación a un total de 900,000 aprendices que reciben un una beca mensual de 3,600 pesos por parte del gobierno federal.

 

Al respecto, la titular de la STPS informó que, aunque no ha sido la mayoría, sí se han presentado casos en los que se detectó mal uso del programa, por lo que ahora que se cerró la inscripción de jóvenes para lo que resta del año, permitirá realizar la supervisión en los centros de trabajo.

Asimismo, detalló que “los mentores de la nación deberán presentarse con una credencial del Programa y para asegurarte de que la persona que te visite forma parte de la Secretaría de Trabajo, en su credencial encontrarás un código QR que al escanearlo con un dispositivo, te dirigirá a la plataforma Digital de Jóvenes y te mostrará su información registrada”.

Una de las principales razones por las que se visitan los centros de trabajo, es para verificar que se encuentra físicamente el becario en el lugar, “se trata de evitar que haya centros de trabajos sin jóvenes o que por el contrario se envíen a otros lugares sin que se haya reportado”.

Cabe señalar que quienes dan toda la información sobre la manera en la que se desarrolla la capacitación son los propios jóvenes, de tal manera que si son contratados por la empresa utilizando la beca como un pago complementario del salario pueda identificarse; así como también, si se está cumpliendo con el programa de capacitación, es decir que no soliciten sólo fotocopias a los jóvenes.

Hasta el mes de agosto, el 73.8% de los aprendices se vincularon en el sector privado, mientras que 23.8% lo hizo en una institución pública, y 2.3% a una organización social.

“Jóvenes Construyendo el Futuro está en una etapa de fortalecimiento, enfocada en las zonas rurales e indígenas del país para concluir este año con un millón de becarios inscritos en el programa y en el 2020 continuar hasta que no quede un joven sin la oportunidad de ser incluidos en el mercado laboral”, apuntó.