El gobierno federal planea recortar para el 2020 una tercera parte del presupuesto del programa insignia de su administración, Jóvenes Construyendo el Futuro, por lo que el próximo año estaría en capacidad de atender solamente a 590,000 becarios.

Después de que para este año se le asignó una partida de 40,000 millones de pesos y tiene a la fecha un padrón de 930,000 aprendices registrados, en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 se le destinó una bolsa de 25,614 millones de pesos al programa, una reducción de 36 por ciento.

Jóvenes Construyendo el Futuro es un proyecto gubernamental que busca vincular a personas de entre 18 y 29 años, que no trabajan ni estudian, como aprendices en alguna empresa, emprendimiento u asociación civil.

A los beneficiarios se les apoya por un año con una beca de 3,600 pesos. La meta sexenal es de 2.4 millones de becarios y en el 2019 la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) se planteó el objetivo de cubrir a 1 millón de jóvenes en el primer ejercicio, lo que se espera alcanzar en el último trimestre del año.

Sin embargo, y pese a los números reportados por la STPS, en el primer semestre del año en el programa se registró un subejercicio de 63%, y de los 16,747 millones de pesos programados, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda, sólo se ejercieron 6,244 millones de pesos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirma en el Paquete Económico para 2020 entregado este domingo a la Cámara de Diputados que el programa de aprendices ha servido como un modelo de corresponsabilidad social entre los sectores público, privado y social.

La meta del programa para el próximo año, explica el titular del Ejecutivo, es que se intensifiquen las acciones del programa que encabeza la titular de la STPS, Luisa María Alcalde.

Entre las medidas que analiza la dependencia están las de otorgar estímulos fiscales a las empresas que contraten a la primera generación de becarios que comenzará a terminar el programa en enero próximo.

[email protected]