La Secretaría de Hacienda modificó el mecanismo para fijar el estímulo que otorgará a los automovilistas en el pago del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) aplicable a combustibles, luego de que su aplicación no ha traído beneficios a los consumidores, mientras que los gasolineros aumentaron sus márgenes en 59.5% para la gasolina regular, en 110.7% para la Premium y en 18.0% para el diesel en el comparativo entre el primer semestre del año pasado y en lo que va del 2019.

Así, Hacienda desvinculará este mecanismo de elementos que no son determinados por el gobierno y cuya evolución puede afectar el cumplimiento de su objetivo: que los precios al público no aumenten en términos reales, detalló.

La fórmula que se había empleado para determinar el estímulo consideraba, por un lado, estimaciones de los precios al mayoreo, compuestos por las referencias internacionales, el ajuste de calidad, los costos de almacenamiento, la logística e impuestos, y por el otro, el margen de las estaciones que venden al menudeo. La suma de ambos factores resultaba en los precios al público.

Estos márgenes de los gasolineros son determinados libremente por las empresas del sector y se estimaban con base en información que diariamente publica la Comisión Reguladora de Energía, como único elemento de libre mercado dentro del precio.

Pero un análisis de la evolución de los márgenes y de los precios a los consumidores reveló dos patrones que motivaron el cambio en el esquema: los márgenes aumentaron durante la segunda mitad del 2018, sin una explicación de mercado clara. Entre el primer bimestre del 2018 y el mismo periodo del 2019, los márgenes estimados crecieron 59.5% para la gasolina menor a 92 octanos, 110.7% para la gasolina mayor o igual a 92 octanos y 18.0% para el diesel.

En el esquema anterior, al incrementarse los precios al mayoreo se activaron los estímulos para lograr su disminución. Sin embargo, los precios al público no lo hicieron con la misma velocidad ni en la misma proporción. De esta manera, el beneficio del estímulo no es transmitido en su totalidad a los consumidores finales, reveló Hacienda. “El objetivo del estímulo es proteger el poder adquisitivo de los usuarios finales ante movimientos en las referencias internacionales de los combustibles, en un contexto en el que los precios al público ya no son determinados por el gobierno”, explicó, ya que más de 65% de la demanda nacional es provisto por importaciones principalmente de Estados Unidos, de donde se toma la referencia.

Por lo anterior, a partir de este lunes 11 de marzo el esquema de determinación del estímulo considerará los precios al mayoreo en lugar de los precios a los usuarios finales, es decir, se dejará fuera el componente de márgenes para los gasolineros para referencias anteriores.

Publicación extraordinaria de estímulos

Con base en el nuevo esquema, Hacienda publicó por primera vez de forma extraordinaria este lunes (luego de la publicación ordinaria del viernes) estímulos aplicables los días 12 al 15 de marzo.

En el nuevo decreto de estímulos, aumenta de 9.4 a 32 centavos por litro para la gasolina regular, en la que para el resto de la semana lo que dejarán de pagar los automovilistas es 6.65% del IEPS, que son 4.49 pesos por litro, en lugar de los 4.81 determinados en la ley de ingresos. La gasolina Premium se mantiene sin estímulos desde el 27 de octubre, pero el apoyo a los consumidores de diesel pasó de 1.030 a 1.404 pesos por litro, es decir, un estímulo de 36.06% del IEPS, con lo que pagarán 3.876 y no 5.28 pesos por litro por concepto de este impuesto.

“Si los márgenes de las estaciones de servicio no cambian o regresan a los niveles previos, los precios al público disminuirán en un monto igual o superior al estímulo adicional de esta semana”, expuso Hacienda.

Los precios de la gasolina regular en el país han mostraron incrementos de hasta 10% al llegar al 10 de marzo, en comparación con el promedio mensual reportado durante enero en algunas entidades del país, como la Ciudad de México, mientras que en el mismo periodo el precio spot de la costa del golfo estadounidense aumentó 18%, por lo que esta semana la nueva administración aplicó por primera vez estímulos al IEPS en este combustible utilizado por 85% de los automovilistas.

[email protected]