La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) considera que el próximo año requerirá 800 millones de pesos para mejorar la infraestructura y así disminuir los índices de accidentalidad en 41 puntos de conflicto en la red de carreteras federales libres de peaje.

Con dichos recursos, en el 2019 se planea “reducir en 28% los accidentes asociados a los puntos considerados en el programa (de 377 a 271), asimismo, en 87% los saldos de heridos (de 31 a 245) y en 100% el saldo de muertos (de 82 a cero)”.

De acuerdo con información de la dependencia, las entidades que se verán beneficiadas son: Chiapas, Chihuahua, México, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán.

Para el presente año, la SCT solicitó al Congreso un presupuesto de 838.3 millones de pesos para atender 45 puntos de conflicto, pero les otorgaron únicamente 238.7 millones de pesos. El año previo, la solicitud fue por 378.9 millones de pesos (para 29 puntos) y les autorizaron ejercer apenas 30 millones de pesos. A pesar de las reducciones observadas, la secretaría argumenta que tiene la responsabilidad de llevar a cabo acciones fundamentalmente en la infraestructura carretera, para reducir los accidentes de tránsito, en virtud del “gran diferencial” que existe entre las características de la infraestructura y las de los vehículos que la transitan.

“Sin embargo, puesto que también los recursos han sido escasos, los esfuerzos por atacar de lleno el problema de los accidentes han quedado aislados del resto de las acciones que en otros ámbitos deberían estarse aplicando, tales como la educación vial, la aplicación adecuada de la reglamentación y la vigilancia por parte de la policía”.

Debido al reciente proceso electoral, el Presupuesto de Egresos del próximo año será negociado junto con el equipo de transición de Andrés Manuel López Obrador, candidato ganador a la Presidencia de la República para el siguiente sexenio, por lo que la información que ya tiene preparada la SCT sobre la atención de los puntos de conflicto se podría modificar.

Como argumento principal de la necesidad de atender el tema, la dependencia menciona la Estrategia Nacional de Seguridad Vial 2011-2020, que tiene como objetivo general bajar 50% las muertes, promoviendo la participación de las autoridades de los tres niveles de gobierno.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx