La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) redujo el peso máximo permitido para los vehículos doblemente articulados, en tanto que dichas unidades deberán comprobar el peso de su carga.

De esta forma, a partir de hoy se suspende el artículo segundo transitorio de la Norma 012 de Pesos y Dimensiones que autorizaba temporalmente 4.5 toneladas de peso adicional al máximo permitido para estos camiones (tipos T3-S2-R4 y T3-S2-R3).

Con el objeto de que los camiones doblemente articulados no sobrepasen los pesos máximos autorizados estarán obligados a circular con un comprobante del peso (...), que se podrá acreditar mediante la carta porte o un comprobante emitido por una báscula , detalla la dependencia en un comunicado.

Asegura que esta medida facilitará la labor de supervisión en las carreteras y contribuirá a fortalecer la transparencia, así como una cultura de respeto a la regulación vigente.

Lo anterior, abunda, forma parte de las medidas que se impulsarán de manera conjunta con la industria del transporte para fortalecer el marco regulatorio vigente y ofrecer mayor seguridad a los usuarios de las autopistas.

Representantes de organismos como la Canacar y Conatram dijeron que México era el único país a nivel mundial que permitía circular a unidades del autotransporte con un peso de 80 toneladas, además de considerar necesario suspender el uso del doble remolque, también llamados fulles.

Ahora dichos camiones deberán contar o renovar su certificado de condiciones físico-mecánicas para tractocamiones, semirremolques, remolques y convertidores (dollys) en un plazo máximo de dos meses a partir de la publicación en el Diario Oficial de la Federación del aviso respectivo, por lo que quienes no lo presenten no se les permitirá la circulación.

De esta forma, será en un plazo de seis meses contados a partir del 1 de julio próximo cuando todos los permisionarios de carga, pasaje o turismo que circulan en el país obtengan el certificado de condiciones físico mecánicas que establece la NOM 068.

Ante ello, la SCT indica que sólo se otorgarán permisos de conectividad para recorrer hasta 25 kilómetros en carreteras tipo C y D (las que no son de altas especificaciones).

Dichos permisos serán autorizados para los camiones que cuenten con certificado de condiciones físico mecánicas, permitiéndoles circular con un peso bruto vehicular de hasta 66.5 toneladas.

Conforme a la normatividad vigente, los transportistas que no cuenten con permiso de conectividad podrán circular únicamente por carreteras tipo ET, A y B (las de mayores especificaciones) con los pesos máximos autorizados.

Adicionalmente, la SCT en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública, promoverá la firma de convenios de colaboración entre el gobierno federal, entidades federativas y municipales para armonizar la regulación en los distintos órdenes de gobierno.

La dependencia también señala que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) aceptaron la invitación para participar en la evaluación que se realiza a la Norma 012.

RDS