El interés por construir la estación Vasco de Quiroga del tren interurbano México-Toluca ocasionó nuevas alianzas entre las empresas que ya están trabajando en la obra: ICA, La Peninsular Compañía Constructora, CAABSA Infraestructura y Constructora de Proyectos Viales de México.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a través de la Dirección General de Desarrollo Ferroviario y Multimodal, recibió el viernes cinco propuestas técnicas y económicas de consorcios que suman un total de 14 empresas para la estación que se agregó durante el actual sexenio en el tramo 3 (del cerro de Las Cruces a Observatorio).

En un afán de beneficiarse de la economía de escala, CAABSA Infraestructura (quien desarrolla el tramo donde se instalará la nueva infraestructura) y Constructora de Proyectos Viales de México (filial del grupo español OHL donde CAABSA tiene ahora el control) hizo la oferta más baja: 383.9 millones de pesos.

La segunda propuesta más baja la entregó la dupla GAMI Ingeniería e Instalaciones-Jaguar Ingenieros Constructores: 403.6 millones de pesos.

Prodemex, quien se alió con Inmobiliaria Tecaponiente Nuevo Milenio (que tiene la concesión del centro de transferencia modal de Observatorio y donde tiene participación el empresario Roberto Alcántara), Montgar Ingeniería y Constructora Industrial Metálica consideraron hacer la estación por 408.2 millones de pesos.

La cuarta oferta la hicieron La Peninsular Compañía Constructora (que construye el tramo 1 con Constructora de Proyectos Viales de México), ICA Constructora (que sola tiene a su cargo el túnel del tramo 2) y Holding Prefabricados: 434.1 millones de pesos.

VISE, Pilotec, Grupo Kopil y Gonzáles Soto y Asociados entregaron a la SCT la propuesta de mayor monto: 545.5 millones de pesos.

El fallo de la licitación se dará a conocer el 26 de mayo con la finalidad de iniciar los trabajos seis días después.

La nueva estación y un puente atirantado son las dos modificaciones que hizo el actual gobierno federal en el tramo 3 del tren. Ambas obras tendrán un costo total estimado en 1,500 millones de pesos y estarán a cargo de la SCT.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx