El creciente robo a los autotransportistas también podría generar desabasto de combustibles en el país, principalmente de turbosina, además de que ya ocasionó el cierre de 15 empresas especializadas en ofrecer ese servicio (quedan aún 145), alertó la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

Del 2014 al 2017, los hurtos se incrementaron 92% y de enero a mayo del presente año 14%, de acuerdo con información del organismo empresarial, quien pidió la colaboración de las autoridades, incluida Petróleos de México (Pemex), con quien no han logrado tener un encuentro para charlar sobre el tema. Su presidente, Enrique González, comentó en conferencia de prensa que los hidrocarburos son los segundos productos más robados en las carreteras del país (después de los alimentos perecederos), lo cual “es alarmante”.

“Las afectaciones son mayores, van más allá del robo: hay pedradas, simulacros de retenes, en la zona limítrofe de Campeche y Quintana Roo, avientan pintura desde los puentes peatonales y cuando los operadores activan los limpiaparabrisas ya no pueden ver y tienen que frenar”, comentó.

Previo al encuentro con medios, la cámara realizó un encuentro con su Comité de hidrocarburos de autotanques al servicio de Pemex, cuyo secretario es Uriel Joffre, quien explicó que representan el abasto nacional de 30% de los combustibles, pero en turbosina tienen una participación mucho mayor a 70 por ciento.

De acuerdo con los datos que han recabado, cada día se roban 27,000 barriles de hidrocarburos de los ductos de Pemex, por lo que se incrementó la participación de los autotanques.

“Nosotros estamos en niveles de robo de 26,000 barriles, pero al año, y que pegan a nuestras empresas porque los deducibles que subsanan son a costa nuestra. La inversión en el transporte de autotanques representa tener más de 3,000 tractocamiones configurados en doble remolque al servicio de Pemex, que es una inversión mayor a los 12,000 millones de pesos. Nuestro sector es tan importante que generamos 10,000 empleos directos y 40,000 indirectos”, comentó.

El círculo rojo

De acuerdo con los representantes de la Canacar, la problemática de robos se suma a la de incrementos de insumos, lo que está generando diversas complicaciones al sector.

En el caso de la inseguridad carretera, han detectado (y reportado a las autoridades) tres puntos rojos: del puerto de Lázaro Cárdenas a Uruapan, de Veracruz a Puebla, al concluir la zona de Cumbres de Maltrata, a 10 kilómetros de la caseta de municipio de Esperanza, y de Minatitlán a Villahermosa.

[email protected]