Carolina Ortiz, titular de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), inició una intensa campaña para dar a conocer las funciones que atenderán, a partir del nuevo modelo laboral, en donde la conciliación será la clave para dirimir los conflictos laborales, en este año, suman más de 10,000 conciliaciones, pero el 2020 traerá nuevos compromisos y ésta será una instancia clave para atender las denuncias de los trabajadores.

En entrevista con El Economista, la procuradora detalló que con la reforma laboral “el artículo 530 de la Ley Federal del Trabajo es el que da las atribuciones a las procuradurías de la defensa del trabajo, respetó la facultad que tenemos de proponer soluciones amistosas a las partes, si se presenta de manera espontánea, natural y las partes así lo quieren, así se hará. Pero es importante destacar que tenemos dos nuevas atribuciones: auxiliar a los centros de conciliación y acompañar a trabajadores de las subprocuradurías ante los centros de conciliación para los nuevos procesos que señala la Constitución y la ley, que deberán ser prejudicial y de manera obligatoria.

En ese sentido, destacó que los trabajadores y patrones deberán ir a la audiencia de conciliación, porque es obligatorio; “pero conciliar, no. Conciliar depende de la voluntad de las partes, pero efectivamente la conciliación tiene muchas más ventajas sobre la presentación de los juicios. La conciliación resuelve los conflictos de manera más rápida, incluso en el proceso que se va a implementar con la reforma, el proceso que marca la ley no debe exceder de 45 días”.

En la Ley Federal del Trabajo se establecen excepciones a la conciliación previa obligatoria, “una de ellas es precisamente las cuestiones de seguridad social. No obstante, se están tomando medidas, se están tomando mesas de trabajo con el Instituto Mexicano del Seguro Social, para resolver todos los asuntos que tenemos pendientes”. 

Recordó que en el 2019 se realizaron más de 10,000 conciliaciones, con más de 530 millones de pesos en favor de los trabajadores sin necesidad de ir a juicio.

Destacó que en este año han presentado más de 10,500 demandas para el cumplimiento de alguna prestación laboral o de seguridad social en el ámbito federal. Y también hemos presentado más de 500 juicios de amparo en contra de resoluciones que consideramos que no están apegadas a derecho, ésas son las actividades principales que hace la p﷯rocuraduría en toda la República.

La procuradora Ortiz expuso que “estamos encontrando que hay muchas situaciones que no se habían resuelto, porque hay coyotaje, es importante destacar que la Profedet evita que los trabajadores o sus beneficiarios acudan con personas que no tienen escrúpulos y que no van a resolver los conflictos”. 

El nuevo modelo laboral

El próximo año inicia la implementación en la primera fase, que se tiene planeado que en 10 entidades de la República se instalen ya el Centro Federal y los centros locales de conciliación, las procuradurías, en particular, “en la Profedet nos estamos preparando para tener un nuevo perfil de procurador conciliador, que esté atendiendo los nuevos casos y acompañando a los trabajadores”.

En este momento de transición para la implementación de la justicia laboral, destacó Carolina Ortiz,“tenemos facultades para apoyar a los sindicatos que quieran legitimar sus contratos colectivos que están ya registrados”.

pmartinez@eleconomista.com.mx