Existe un consenso de que las medidas asimétricas impuestas hace dos años por el regulador al Agente Económico Preponderante en Telecomunicaciones (AEPT) no han sido eficaces ni han alineado los incentivos para lograr los objetivos planteados, aseguró Gonzalo Rojo, socio director de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU).

Ello, indicó, analizando las 16 opiniones disponibles en el portal del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), luego de que la semana pasada concluyó la recepción de comentarios y opiniones con motivo de la segunda Consulta Pública sobre la efectividad de las medidas impuestas al AEPT.

"Trece de los 16 documentos consideran que las medidas no han funcionado para generar las condiciones competitivas necesarias en el sector. Vale la pena mencionar que los tres documentos que opinan lo contrario fueron hechos por América Móvil, su sindicato de trabajadores y un académico cercano al preponderante", comentó.

El directivo apuntó que de acuerdo con el diagnóstico, 73% de las opiniones indica que la participación del preponderante en el mercado no ha disminuido de manera significativa, e incluso algunos afirman que recientemente se ha observado una reconcentración a favor del mismo.

Respecto al cumplimiento de las medidas asimétricas impuestas al preponderante, 67% menciona que el AEPT no ha cumplido con ellas de manera eficiente, aludiendo a la ambigüedad y falta de seguimiento o sanciones de ciertas medidas que otorgan discrecionalidad e incentivos al preponderante para evadir el cumplimiento regulatorio.

En tanto, 81% de las opiniones propone un ajuste o adición de medidas asimétricas, donde el tema más mencionado es el gran problema de asimetría de información, y de falta de transparencia y certidumbre para los competidores.

"Enfatizan que es necesaria una reestructuración del Sistema Electrónico de Gestión (SEG), que permita el acceso a información útil para el resto de los operadores, y que al mismo tiempo funcione como herramienta que conceda al IFT una mejor detección de posibles incumplimientos por parte del preponderante", señaló Rojo.

Agregó que un tema recurrente en las opiniones analizadas es el relativo a las Ofertas de Referencia para la Prestación de Servicios Mayoristas, las cuales no eliminan la incertidumbre para los Concesionarios Solicitantes sobre la replicabilidad de ciertos servicios.

Lo anterior, otorgando un amplio margen de acción al preponderante para impedir el desarrollo de mercados mayoristas eficientes, como es el caso de los Operadores Móviles Virtuales, que tampoco han podido incrementar su participación en el mercado de manera significativa.

"Es claro que las medidas impuestas al AEPT no están funcionando y que siguen existiendo obstáculos y barreras que impiden el correcto desarrollo competitivo del sector", estableció.

Ante ello, Rojo expresó que el IFT deberá analizar con detenimiento lo expresado por la industria y actuar en consecuencia, ya que, de no ser así, serán los únicos responsables de los perjuicios, resultado de una reconcentración en el sector de telecomunicaciones.