Petróleos Mexicanos (Pemex) lanzó un comunicado en respuesta a las acusaciones de la empresa Oro Negro, que el pasado 19 de julio publicó un desplegado en el New York Times calificando de frívola la investigación por presunto desvío de fondos que sostiene la PGR y acusando a la estatal petrolera y al gobierno mexicano de emprender una campaña en su contra.

Al respecto, Pemex refirió que Oro Negro afirma que tiene supuestas grabaciones de altos exfuncionarios de la empresa admitiendo una afectación intencional a Oro Negro porque se negó a pagar sobornos.

Ante ello, Petróleos Mexicanos instó a Oro Negro a entregar las grabaciones a las autoridades correspondientes para que, en su caso, se pueda evaluar su autenticidad y relevancia. Sobre este punto también cabría una explicación pública de por qué esta información no se difundió y denunció previamente, dadas las numerosas oportunidades donde hubiera sido extremadamente pertinente, replicó.

Pemex explicó que Oro Negro afirma que fue “destruido” por el gobierno mexicano, no sólo por no pagar sobornos, sino por una conspiración de ciertos tenedores de bonos interesados en la quiebra de la empresa, con el fin de hacerse cargo de las plataformas petroleras.

Los hechos desmienten dicha versión, ya que en 2016 y 2017, Pemex ofreció los mismos términos a Oro Negro que a muchos otros proveedores de plataformas petroleras. Sin embargo, las otras compañías aceptaron los términos planteados por Pemex, mientras que Oro Negro decidió no hacerlo. En resumen, Pemex niega cualquier discriminación contra Oro Negro, reiteró la estatal petrolera.

Por lo tanto "Pemex continuará defendiéndose de las demandas infundadas interpuestas en su contra y en contra del gobierno mexicano, principalmente porque de buena fe y dentro de sus atribuciones legales, buscó renegociar sus contratos con Oro Negro y otras compañías de plataformas petroleras luego de la desaceleración del mercado petrolero. A diferencia de todos los demás proveedores, Oro Negro tomó la decisión unilateral de rechazar los términos de Pemex y decidió iniciar el proceso para declararse en bancarrota", aseveró.

Finalmente, Pemex añadió que como cualquier compañía del sector petróleo, Pemex depende de un gran número de empresas nacionales e internacionales para el suministro de servicios petroleros y tiene una larga historia de trabajo exitoso con compañías con reconocimiento nacional e internacional.

"Lamentamos que Oro Negro no haya podido cumplir con las expectativas razonables de sus clientes, inversores, acreedores y empleados, pero no por ello se puede aceptar que se involucre de forma perniciosa a Pemex en su problemática corporativa", detalló Pemex.

La estatal petrolera sostuvo que tiene la firme creencia de que Oro Negro despliega una estrategia en medios internacionales para compensar una serie de errores estratégicos que dicha compañía ha cometido y por las deficiencias de su caso legal en contra de Pemex.

"Ante ello, Petróleos Mexicanos se defenderá ante tribunales mexicanos e internacionales, con plena confianza en que el resultado del proceso legal le será favorable", finalizó.

[email protected]