Es una bomba legal y económica en contra de Petróleos Mexicanos, que dirige Carlos Treviño.

Los inversionistas estadounidenses y europeos de la empresa Oro Negro enderezan sendas demandas en contra de la petrolera mexicana por 1,000 millones de dólares en conjunto.

1,000 millones de dólares

Los inversionistas estadounidenses exigen 700 millones de dólares por daños.

El monto es equivalente al valor que tuvo la compañía antes de que Pemex “destruyera su valor”, acusan los demandantes.

Los inversionistas europeos demandan 300 millones de dólares.

Las acusaciones

Así lo publicaron en un desplegado en el periódico estadounidense New York Times.

Son los inversionistas estadounidenses y europeos de Integradora de Servicios Petroleros Oro Negro, una empresa mexicana que es dueña de cinco plataformas marítimas de perforación, mismas que le alquila a Pemex.

Exponen que (el desplegado) es una declaración pública que responde a informes recientes de los medios de comunicación de que México está investigando penalmente a Oro Negro y sus ejecutivos por supuestamente malversar los fondos que Oro Negro tenía que pagar a sus tenedores de bonos.

Aseveran los inversionistas que es una represalia de México en respuesta a una demanda previa de los inversionistas por llevar a Oro Negro a la quiebra porque esta última se negó a pagar sobornos.

Las acusaciones de los inversionistas estadounidenses y europeos no sólo son graves sino hasta temerarias.

Acusan al gobierno mexicano de utilizar a la Procuraduría General de la República a discreción para castigar a quienes se niegan a participar en la corrupción.

Aseguran contar con grabaciones de funcionarios y exfuncionarios que comprueban sus acusaciones.

Defensa

En Pemex, extraoficialmente aseguran que se trata de una medida de distracción por parte de los inversionistas estadounidenses y europeos.

Advierten que las acusaciones en contra de Pemex son “por no haber pagado mordidas a funcionarios y exfuncionarios desde el 2012”.

Sin embargo, sus contratos iniciaron en el año 2013.

En la compañía petrolera mexicana están analizando con lupa todos los contratos, términos y condiciones y fechas específicas de vigencia.

Me aseguran que Pemex ya comenzó a ejercer acciones legales.

El tema, sin duda, saca chispas.

Siete bancos sistémicos

Como en todo, en el negocio financiero, hay de riesgos a riesgos.

Así, en el sistema financiero mundial hay algunas instituciones que podrían generar un mayor impacto sistémico entre el universo bancario local que otras.

Es decir: hay algunos bancos que, por su tamaño, operación y peso específico, en caso de quiebra, podrían generar un efecto dominó en el resto de los bancos o una buena parte de ellos.

Ese peso relativo lo identificó y decidió realizar una clasificación al respecto el Comité de Basilea.

Y en conjunto con las autoridades gubernamentales financieras de México, se realiza la clasificación para que aquellas que estén en el caso específico, aumenten sus reservas de capital, respecto de la exigencia general que tienen todos los bancos.

Son siete instituciones bancarias consideradas de importancia sistémica local —consideradas así porque su quiebra potencial podría afectar la estabilidad del sistema financiero— las que tendrán que constituir un suplemento adicional de conservación de capital en cuatro grados: 0.60, 0.90, 1.20 y 1.50 puntos porcentuales adicionales a los que están obligados todos los bancos por 10.5% de su índice de capitalización.

Al cierre del 2017 las instituciones mexicanas clasificadas con este indicador son: Banco Inbursa, que preside Marco Antonio Slim; ScotiaBank, dirigido por Enrique Zorrilla; Banco Mercantil del Norte, que preside Carlos Hank González y dirige Marcos Ramírez; Banco Nacional de México; Banco Santander, que preside Ernesto Torres Cantú; y, BBVA Bancomer, que dirige Eduardo Osuna y en breve presidirá Jaime Serra Puche.

Esta clasificación de instituciones de importancia sistémica local está prevista desde el año 2012 por el Comité de Basilea de Supervisión Bancaria y con el acuerdo de la Junta de Gobierno de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que encabeza Bernardo González, se lleva a cabo desde el año 2016 y se realiza anualmente.

ATISBOS

BIENVENIDA. La Bolsa Mexicana de Valores, que encabezan Jaime Ruiz Sacristán y José Oriol, anunció el lanzamiento de nuevas funciones para los participantes bursátiles.

Luego de tres años de trabajo, inicia nuevas funciones para casas de Bolsa, inversionistas y participantes del mercado de valores mexicano.

Son parte de una estrategia de modernización de plataformas, homologación de prácticas internacionales y para el cumplimiento de las disposiciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Se están incentivando las ventas en corto porque amplía el universo de valores en los que se pueden vender títulos en el mercado que hayan sido obtenidos previamente, bajo el mecanismo de préstamo de valores.

Con esto, todas aquellas acciones de alta, media, baja, mínima y nula bursatilidad podrán ser vendidas en corto.

Además, los participantes podrán hacer la venta de volúmenes extraordinarios en el mercado sin impactar la adecuada formación de precios.

Con esto, la BMV le da la bienvenida a su competidora, la Bolsa Institucional de Valores (Biva) que dirige María Ariza y que inicia operaciones mañana 25 de julio.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.