Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció ayer que mediante un pozo exploratorio denominado Pukson-1, a 61 kilómetros de Tuxpan, Veracruz, registró manifestaciones de hidrocarburos, lo que comprobó la existencia de un sistema petrolero activo en esta área.

Ello podría significar la presencia de petróleo y sus derivados en aguas profundas del Golfo, ya que, según la paraestatal, el pozo se perfora en un tirante de agua de 647 metros, con el propósito de evaluar el potencial en una posible formación del Mesozoico .

Según el director del posgrado de Geociencias y Administración de Recursos Naturales del Instituto Politécnico Nacional, Miguel García Reyes, ello refiere que hasta el momento se han hecho perforaciones superficiales, pero con alto potencial de recursos, ya que además el área del campo (calculada por Pemex) es de 20,000 kilómetros cuadrados y se conforma por rocas carbonatadas o de alta porosidad, cuya perforación resulta más sencilla.

Es un campo que promete, el problema es que es profundo y esto volverá más cara la extracción, como ocurre casi siempre en Veracruz , refirió el especialista a El Economista.

Pemex explicó también que el Puskon-1 estaba programado para alcanzar una profundidad total de 8,125 metros; sin embargo, a partir de los 7,200 metros comprobó la presencia de gases húmedos y a los 7,632 metros registró presiones y temperaturas superiores a las pronosticadas.

Actualmente se está trabajando en la caracterización estructural-estratigráfica y petrofísica de esta formación, con lo que, según García Reyes, se definirá el tamaño del activo y la cantidad de reservas, así como el tipo de petróleo, gases y líquidos que pueda contener y las condiciones del subsuelo que permitirán hacer una evaluación económica del recurso hallado.

[email protected]