Petróleos Mexicanos (Pemex) recibió el fin de semana intentos de ataques cibernéticos, los cuales fueron neutralizados y afectaron a una pequeña proporción de las computadoras del personal de la compañía, dijo la empresa productiva del estado la noche de este lunes.

En su comunicado número 48, la petrolera detalló que sus sistemas de operación y producción funcionaban con normalidad y que el abasto de gasolina estaba garantizado, luego de rumores de que podrían verse afectados.

"El domingo 10 de noviembre la empresa productiva del Estado recibió intentos de ataques que fueron neutralizados oportunamente, afectando el funcionamiento a menos del 5% de los equipos personales de cómputo", dijo Pemex.

Según al menos tres fuentes consultadas por Reuters, Pemex notificó a empleados, a través de correos electrónicos, que registró un incidente en un área de cómputo ubicada en el Estado de México, que consistió en la detección de un "ransomware" que podía bloquear sus pantallas y cifrar archivos importantes.

"Este scareware ya está siendo atacado y se espera la solución en las próximas 48 horas", decía el correo electrónico, informó la agencia. Ransomware y scareware refieren a modelos de ataques informáticos; el ransomware "secuestra" equipos de cómputo hasta que sus propietarios pagan por su rescate; el scareware es un software que engaña a los usuarios para visitar sitios infectados con virus informáticos.

La tarde de este lunes 11 de noviembre, la comercializadora Innova Petromex reportó a sus clientes distribuidores de combustibles que el sitio web de Petróleos Mexicanos (Pemex) sufrió un ataque cibernético con un virus que impidió las operaciones de comercialización con Pemex Transformación Industrial.

kg