La Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Gas Natural Fenosa (GNF) México, con contratos que en conjunto representan 15% del volumen de gas natural que vende Petróleos Mexicanos (Pemex), enfrentarán a partir de hoy el dilema de autoabastecerse o quedarse con la mejor oferta de precio del servicio que hasta el momento les haya dado la estatal petrolera, conforme avanza la cesión de contratos de Pemex rumbo al arranque de este mercado en el país.

Y es que tanto la CFE como Gas Natural fueron elegidos mediante un sorteo para formar parte del 30% en volumen de clientes contratados que pueden quedarse con el servicio de Pemex, a cambio de una oferta vinculante que mejore los costos de venta actuales: de 73.5 dólares por pie cúbico de gas (0.08 dólares por gigajoule, cuando un gigajoule, en poder calorífico, equivale a 919 pies cúbicos, en volumen) en entrega continua o base firme; de 95.5 dólares por pie cúbico en base flexible, y de 132 dólares por pie cúbico por contrato volumétrico, según publicó la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

GNF, el mayor cliente a quien Pemex le comercializa gas, resultó sorteada con un volumen de 286 millones de pies cúbicos al día en dos paquetes de contratos, tanto en sus zonas de distribución en Nuevo León, Guanajuato, Tamaulipas, Coahuila y San Luis Potosí, además del de usos propios de su filial Fuerza y Energía de Tuxpan. Con ello, Pemex tendrá que dar una mejor condición tarifaria a 8.3% del volumen que comercializa.

NOTICIA: Fallas en Pemex elevaron uso de combustóleo de CFE

En tanto, la CFE cuenta con la posibilidad de recibir una mejor oferta o cambiar de comercializador en 16 plantas ubicadas en el centro del país, ubicadas en nueve municipios del Estado de México y cuatro delegaciones de la Ciudad, junto con su contrato de Macuspana, Tabasco, con un consumo conjunto de 234.7 millones de pies cúbicos diarios de gas, que es 6.8% del volumen de contratos comerciales de Pemex.

Cabe recordar que tanto la CFE como GNF están inscritos con un permiso vigente para otorgar el servicio de comercialización del gas; mediante el nombramiento de un gestor independiente del sistema de transporte (el Cenagas) se separó verticalmente la cadena productiva y comercial de este combustible, aunque la Ley de Hidrocarburos señala que en cualquier momento la CRE podrá determinar con opinión de Competencia Económica si se le debe restar mercado en alguna actividad a algún agente que pueda incurrir en concentraciones, aunque bien, no existe restricción legal para que participen en distintos eslabones de la cadena de valor.

NOTICIA: CFE adjudica proyecto de gasoducto en Sonora a IEnova

[email protected]

mfh