Una vez que Canadá ratifique el T-MEC se disparará el monitoreo hacia México respecto a la implementación de la reforma laboral; además de que nuestro país tendrá que nombrar a su panelista que podrá estar 4 años en esta designación y podrá reelegirse por otro periodo similar.

En una revisión sobre el papel que jugará el T-MEC en las relaciones laborales, Eduardo Arrocha, consultor de D&M Abogados explicó que desde 10 de diciembre se incluyó el anexo 31-A en donde se incluyeron sistemas de verificación y cumplimiento de las obligaciones laborales, lo que implicará estar atentos al establecimiento de paneles de arbitraje, pues de ello se puede derivar la aplicación de sanciones económicas a las empresas que incumplen con los derechos laborales de sus trabajadores.

A su vez, John Sander, socio de la firma estadounidense Jackson Lewis, dijo que si bien no habrá un ejército verificando el trabajo que se hace en México en materia laboral, sostuvo que este tipo de mecanismos de paneles laborales ya existen desde hace tiempo en Estados Unidos y lo que hoy se hace es ponerlos en uso.

“Se tiene que utilizar esa infraestructura y todo lo que se ha desarrollado. Ahora tenemos más mecanismos para monitorear a México en cuanto a la implementación de la reforma laboral, a través de procesos más rápidos que dan certidumbre”, dijo.

rrg