Tras haber enfrentado el peor año de su historia, con el desplome en ventas y el cierre de 18 sucursales por la pandemia del Covid-19, restaurantes Toks busca conquistar el paladar de sus comensales con recetas milenarias mexicanas y así como atraerlos con la estrategia de “lealtad” con premios y descuentos; para lo cual refrendó el compromiso de expansión del Grupo para mantener la apertura de entre 5 y 10 sucursales en los próximos años, que permitan revertir el golpe de la crisis.

Así lo anunció Juan Carlos Alverde Losada, director general de Grupo Restaurantero Gigante, quien dijo que la compañía tuvo que recurrir a endeudarse con la banca, ante la falta de apoyos gubernamentales, debido a que la industria restaurantera fue de las más castigadas por la crisis sanitaria; mientras que la venta vía el canal a domicilio no resultó suficiente para solventar gastos.

En conferencia de prensa, el directivo sostuvo que Toks celebra su 50 aniversario en México con la apuesta de no sólo recuperar lo perdido, sino de un resurgimiento de la empresa para ofrecer a los comensales platillos de antaño, recuperar sabores naturales y lograr alianzas de sostenibilidad y apoyo con comunidades pobres.

No obstante, Allverde Losada reconoció que factores como un nuevo cierre de actividades económicas por una tercera ola de contagios del Covid y el tema inflacionario, el cual ya refleja alzas de hasta 15% en los precios de los cárnicos, representan inquietud para el negocio.

“Seguimos absorbiendo costos y aunque no los trasladamos al consumidor, esto para permitir que lleguen los comensales a nuestros puntos físicos, sí se realizan dos incrementos de precios al año”, dijo el director del Grupo Gigante que agrupa Toks, Panda Express, el Farolito y Beer Factory.

El interés de Grupo Toks es que los comensales lleguen a los restaurantes, ya que si bien durante la pandemia se intentó compensar la venta presencial por el envío, el ticket de venta suele ser mayor de manera presencial, respecto al delivery (reparto a domicilio), admitió.

Toks ahora cuenta con 192 unidades a nivel nacional, luego de que cerró 18 restaurantes en el 2020, en los que laboraban 900 personas, de las cuales sólo se pudo colocar a la mitad en otras actividades, gracias al financiamiento por 1,800 millones de pesos.

“La crisis sanitaria nos sacudió, pero no nos debilitó y gracias a que aceleramos muchos proyectos que teníamos, nos ayudaron a sobrevivir con el servicio a domicilio y el uso de plataformas digitales, es decir, tuvimos que operar unidades de manera distinta y hacer trajes a la medida de los comensales”, afirmó.

Santiago Porrero, director de Operaciones de Toks y Beer Factory & Food, acotó: “queremos incrementar el número de unidades y comensales”, pero eso y las inversiones dependerán de los permisos que otorguen las autoridades para abrir el aforo restringido del 60% ante la pandemia.

No obstante, la estrategia de negocios que se plantea a partir de este verano es la variedad de platillos mexicanos con ingredientes naturales y de proveedores locales, como es el café de Chiapas, mermeladas de Guanajuato, miel , entre otros, para la elaboración de menús con recetas milenarias.