El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, anunció que PDVSA trabaja en la posibilidad de pagar su deuda financiera con el BCV, y asentarlo en la presentación de su balance en marzo, utilizando para ello su producción de oro, como se acordó con el ente emisor.

La solución al tema es tan clara para el titular del despacho energético, que asegura que no va a ser necesario acceder a un mecanismo de financiamiento con el BCV este año , dijo a periodistas a su salida de la presentación del Plan Nacional de Divisas 2014.

Explicó que una de las razones por las cuales las inversiones petroleras son pasadas a tasa Sicad es la de rendir los desembolsos para nuevos proyectos del sector petrolero, en especial de la Faja del Orinoco.

Una situación que se venía acumulando, esperemos que llegue a su punto final con esto , dijo.

De acuerdo con cifras del instituto emisor este pasivo asciende a Bs. 264,000 millones, y se ha producido mediante la entrega de pagarés por la estatal petrolera a la Oficina Nacional del Tesoro para que luego estos instrumentos fuesen adquiridos por el ente emisor.

Nosotros estamos muy prontos, antes de que cierre nuestro ejercicio fiscal, a presentar nuestros balances financieros editados al mes de marzo, pero ya ese tema ahí no va a estar presente , dijo el también vicepresidente del área económica.

Al cancelar este pasivo, teóricamente desaparece uno de los factores que se ha señalado como uno de los importantes expansores de la liquidez monetaria durante el año que acaba de terminar, debido a que el financiamiento recibido por PDVSA incrementaba de manera directa la liquidez monetaria.

El propio Ramírez reconoció, de alguna manera, ese impacto al momento de hacer su anuncio.

Por otra parte, economistas como Pedro Palma y Orlando Ochoa han venido señalando que este financiamiento otorgado a PDVSA y otras empresas públicas, no contaba con respaldo de reservas internacionales, por lo que se trataba de un mecanismo de financiamiento monetario, a través de la emisión de dinero inorgánico.

Ramírez destacó que el acuerdo con el BCV se trata de la entrega directa de oro a ese organismo para la cancelación de pasivos. Para el banco está muy bien, al banco le interesa aumentar sus posiciones en oro, para nosotros está muy bien, porque nosotros vamos a producir oro solo para el BCV, ya no nos vamos a dedicar a vender oro en el mundo , indicó el también titular de PDVSA

Ramírez, sin embargo, no precisó los actuales niveles de producción aurífera que se halla en su totalidad en manos del Estado, simplemente explicó que existe 25 millones onzas certificadas y una 80 millones por certificar.

BALANCE CONSOLIDADO

La petrolera estatal publicó ayer en su portal web el Balance Financiero Consolidado al cierre de 2013, según el cual el monto de sus pasivos se habría elevado en $3,358 millones entre 2012 y 2013 al pasar de $40,026 millones a $43,384 millones.

El mayor monto de la deuda está representada en Bonos, cuya suma llega a $28,241 millones, unos $1,268 millones más que durante el ejercicio del año 2012 cuando la deuda financiera se ubicó en $40,026 millones.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica