Néstor Félix Moreno Díaz, exdirector operativo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), recibió una sentencia de ocho años de prisión por el delito de enriquecimiento ilícito, previsto en el párrafo primero del artículo 224 del Código Penal Federal y Sancionado en los párrafos cuarto y sexto.

En la causa penal 64/2015, el recinto judicial le impuso otras sanciones como inhabilitación por ocho años y un mes para desempeñar cualquier empleo, cargo o comisión públicos; el pago de 545 días de multa que equivalen a 31,315.00 pesos, sustituibles por igual número de jornadas de trabajo, en caso de insolvencia económica; el decomiso de los bienes cuya procedencia no logró acreditar.

Además de la suspensión de derechos políticos y civiles, así como recibir una amonestación pública, debido a que el impartidor de justicia mencionó que se acreditó que en el periodo del 2001 al 27 de octubre del 2010, el ahora sentenciado tuvo como única fuente de ingresos su sueldo con motivo de los cargos que desempeñó en la CFE, por los que recibió 21 millones 51,887.72 pesos.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) añadió que en la resolución del juez se informó que se demostró que en el periodo mencionado, el sentenciado incrementó ilícitamente su patrimonio de forma desproporcionada por un total de 36 millones 13,379.31 pesos con bienes de origen distinto a los ingresos que recibió como funcionario público sin demostrar su licitud.

Algunos recursos que fueron localizados por la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Hacienda fueron depósitos de diversas cuentas no identificadas por 7 millones 694,441.11 pesos; un terreno en Ensenada, Baja California, con valor de 416,145.24 pesos; vehículos Jeep modelo 2009, con valor de 57,400.00 pesos, y un Audi 2003 por 212,732.91 pesos.

[email protected]