La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) no había sido notificada, hasta el cierre de la edición, sobre la decisión de Grupo Aeroméxico de cancelar los contratos colectivos de trabajo; pero confían en que “un buen acuerdo” serviría para que la compañía aérea retirara dicha solicitud interpuesta ante las autoridades laborales competentes.

En entrevista, Ricardo del Valle, secretario general de la ASSA, expuso que el proceso que inició la compañía aérea llevará su propio tiempo, el cual no corresponde a la fecha límite del 27 de enero, que Aeroméxico logró como prórroga para llegar a un acuerdo con sus 2,113 sobrecargos y más de 1,000 pilotos para bajar sus costos laborales y poder acceder a una capitalización de la firma Apollo Gobal Management.

“Lo que estamos esperando es que haya sensibilidad por parte de la empresa; existe la disposición por parte de nuestros compañeros sobrecargos para que esto se resuelva de la mejor manera posible, con acuerdos equilibrados en los que se logre la estabilidad y paz laboral en el corto, mediano y largo plazo”, explicó. Destacó que buscan “acuerdos equilibrados que favorezcan a nuestros compañeros y a la empresa”.

pilar.martinez@eleconomista.mx