Entre agosto y septiembre próximos se resolverá si Nextel puede operar las frecuencias que obtuvo en la licitación 21 o se repone el proceso; en tanto, siguen vigentes las denuncias penales en contra de los comisionados de la Comisión Federal de Telecomunicaciones que votaron para emitir el fallo de la licitación, aseguró Francisco Borrego, director de Asuntos Jurídicos de Grupo Salinas.

No obstante, Gustavo Cantú, vicepresidente Corporativo de Nextel, dijo que ninguno de los juicios vigentes detiene o anula los derechos y obligaciones de Nextel sobre los títulos de concesión obtenidos en la licitación 21.

Nextel no puede operar las frecuencias. Quedan 16 juicios y cuatro averiguaciones previas, respeto a las denuncias penales éstas son contra quienes resulten responsables , detalló Borrego.

Derivado de dicha licitación, Nextel obtuvo un bloque de 30 MHz en la banda de 1.7 GHz para servicios de Internet de gran capacidad por 180 millones de pesos.

De acuerdo con Cantú, el viernes pasado el Tribunal Colegiado Noveno del Distrito Federal declaró que la entrega de los títulos de concesión fue legítima y que no hubo violación por parte de la autoridad al otorgarlos, con respecto a una suspensión que se dio en Córdoba y que ya fue revocada.

En este sentido, Borrego comentó que la resolución que refirió Cantú tiene que ver con la denuncia que Grupo Iusacell había interpuesto en contra de Juan Molinar, exsecretario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes; sin embargo, se resolvió que Molinar no violó ninguna suspensión, pero en sí la resolución no tiene que ver con el fondo, que es lo que buscamos , afirmó Borrego.

Del juez Álvaro Tovilla, quien el pasado jueves fue suspendido debido a una investigación en contra de su asistente por enriquecimiento ilícito, Cantú comentó que dicho juez siempre favoreció a Iusacell.

Este juzgado fue el único que falló en favor de Iusacell en el caso de la licitación 21 en contra de la tendencia de todos los demás tribunales del país, queremos que tanto la Procuraduría General de la República como el gobierno federal investiguen a fondo a todos los involucrados , puntualizó Cantú.

ESPERAN AUTORIZACIÓN

De la compra de 50% de las acciones de Grupo Iusacell por parte de Televisa, Borrego declaró que hasta el momento la Comisión Federal de Competencia no ha aceptado la solicitud formal de concentración entre ambas empresas, pero ya son tres los requerimientos de información que ha hecho el órgano antimonopolios a ambos grupos.

Lo que buscan es revisar minuciosamente la operación , indicó.

En abril, Televisa dio a conocer que invertirá 1,600 millones de dólares en Grupo Iusacell, con lo que adquirirá 50% de las acciones de la firma celular en capital social.

Además de un pago adicional a Iusacell por 400 millones de dólares si el flujo operativo acumulado alcanza 3,472 millones de dólares en cualquier momento entre el 1 de enero del 2011 y el 31 de diciembre del 2015.

[email protected]