México y la Unión Europea (UE) mantuvieron la regla de origen de 60% de valor de contenido regional como mínimo para que los automóviles nuevos comercializados bilateralmente gocen de arancel cero.

En las negociaciones, esta tasa fue pedida por la Unión Europea, mientras que México, a solicitud de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), presentó una propuesta para flexibilizar la regla de origen pactada en el Tratado de Libre Comercio entre ambos (TLCUEM), con una tasa menor consecuentemente. La tasa de 60% es igual a la que exige el TLCUEM original y también es la misma para esta industria respecto a la que acordó la UE en sus tratados de libre comercio con Japón y Corea del Sur.

“Tenemos una propuesta del sector que está siendo revisada, fue planteada por el gobierno mexicano y está siendo revisada por la Unión Europea; es para flexibilizar la regla de origen”, dijo Eduardo Solís, presidente de la AMIA, en febrero pasado, durante las negociaciones. La regla de 60% se convino en el acuerdo en principio al que llegaron México y la Unión Europea para la modernización del TLCUEM este sábado. Esa tasa aplicará también respecto a los vehículos para el transporte de mercancías, tractocamiones, vehículos para usos especiales, chasises y carrocerías.

De acuerdo con la Comisión Europea, la tasa es equivalente a 45% si se considera otro método de medición, conocido en inglés como MaxNOM, que significa el valor máximo de los materiales no originarios expresados como porcentaje, incluidos los que no pueden determinarse.

La regla MaxNOM toma en cuenta el precio ex-works del producto pagado o pagadero al fabricante, en cuyo compromiso se lleva a cabo el último trabajo o procesamiento, siempre que el precio incluya el valor de todos los materiales utilizados y todos los demás costos incurridos en la producción de un bien menos los impuestos internos que son, o pueden ser, reembolsados cuando se exporta el producto obtenido. El término ex-works significa que el vendedor entrega la mercancía directamente al comprador en sus propias instalaciones. Es el incoterm que más obliga al comprador, incluso los trámites aduaneros de exportación son por cuenta del comprador.

Las reglas de origen vigentes en el TLCAN son de 62.5% para automóviles, camiones ligeros, motores y transmisiones, y de 60% para todos los demás vehículos y partes de automóviles.

La UE otorgó ciertos arreglos temporales para las importaciones mexicanas, por ejemplo, para los autos de turismo con motor de gasolina superior a 1.8 litros hay un período durante el cual el umbral está en 55% MaxNOM durante los primeros tres años.

[email protected]