Las empresas que utilizaron, previó a la reforma, prácticas inadecuadas en el esquema de subcontratación, en donde se detectó evasión, seguirán bajo investigación, así lo expuso Ricardo Andrés Cacho, director general de Control Procedimental, de la Procuraduría Fiscal de la Federación.

Durante su participación, en representación del procurador general, Cacho expuso que desde antes de la reforma se detectaron irregularidades, aún cuando estaban prohibidas, por lo que afirmó que “nosotros en la Procuraduría Fiscal encontramos casos previos a la entrada en vigor (de la reforma), previos abrir el 2021, en donde encontramos outsourcing y hay evasión fiscal… los vamos a perseguir penalmente; y no vamos a hacer de manera temporal, estamos investigando y estamos haciendo en conjunto con el IMSS, con la Secretaría del Trabajo, y ya llevamos años trabajando y están empezando a judicializarse los asuntos”.

En el marco del “Simposio Virtual - Reforma Subcontratación Laboral, Análisis e Implementación” el funcionario afirmó que “no hay vuelta atrás, es un tema que debe quedar bien claro para todas las empresas, las personas físicas y autoridades que estamos también obligadas a combatir actos ilegales”.

Añadió que el outsourcing ilegal simulado “está prohibido, así como las simulaciones para evitar (el pago de) impuesto están prohibidas en el 108 del Código Fiscal, desde hace muchos años, yo como investigador de la Procuraduría Fiscal, puedo identificar una simulación como uno de los lemento normativos del 108 y con base en eso, armó un caso de defraudación y se lo llevó a un juez y el juez tiene todas las armas para elabora un acto de proceso”, dijo.

“Los despachos, grupos, empresas, que se dedican o se dedicaron a realizar proponer, planear, o ejecutar actos de simulación, de subcontratación que generen evasion fiscal, serán y están ya siendo perseguidas por delincuencia organizada, delincuencia organizada porque eso es lo que son , son grupos criminales organizados,estructurados, profesionalizados y sofisticados y para eso existe la Ley Federal contra Delincuencia Organizada”, indicó.

En México, hay alrededor de 4 millones de trabajadores contratados en un esquema de subcontratación. Una vez que se publicó la reforma en la materia, las empresas tienen hasta el 23 de agosto para regularizarse.

Fernando Yllanes, especialista en materia laboral, con cargos dentro del Consejo de Administración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), expuso que lamentablemente muchas empresas personas físicas y morales, dedicadas a evasión y elusión de obligaciones fiscales y de seguridad social, se les hizo cómodo utilizar este mecanismo de subcontratación, lamentablemente como esto creció se convirtió en una situación inmanejable.

Lo cual, añadió, es lamentable, pues se prohibió un esquema económico de la globalización para eficientar procesos, para mejorar la productividad para atender los requerimientos con flexibilidad, los requerimientos en mercado que son de naturaleza irregular y para eso se necesita flexibilidad y contar con el personal adecuado y a tiempo.

kg