Argentina continúa generando complicaciones con sus socios en América Latina. No solo son las trabas impuestas a las importaciones, sino también la expropiación de la petrolera YPF a la española Repsol, lo que ha originado numerosas criticas al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

En Uruguay el embajador español Roberto Varela aseguró que a raíz de lo ocurrido con la petrolera el país ibérico cambiará de rumbo sus inversiones que antes eran dirigidas a Argentina. Además en Brasil el gobierno de Fernández de Kirchner recibió fuertes criticas por el diario O Globo, que en su editorial aseguró que el país provoca una guerra comercial que destruye el espíritu de integración que tenía el bloque en América Latina .

La expropiación por parte del Estado argentino de las acciones que poseía la española Repsol en la petrolera YPF redireccionará inversiones hacia Uruguay, un país que ofrece seguridad jurídica , aseguró el nuevo embajador de España en Montevideo,

Roberto Varela.

El diplomático consideró que la expropiación de la petrolera es evidente que puede tener  consecuencias, pues las empresas decidirán optar por otras alternativas a la hora de invertir .

Si un país no ofrece seguridad jurídica y tenemos un país que sí la ofrece, no hay que ser muy listos para saber a dónde van a ir las empresas. Por lo tanto, se puede esperar que tenga una repercusión positiva para Uruguay y también para nosotros , aseguró Varela

Se parte de la base de que en Uruguay existe seguridad jurídica para recibir inversiones extranjeras. Por lo tanto, esperamos que esas inversiones se incrementen en los campos que se permita y sea rentable para ambas partes , afirmó el funcionario.

ARGENTINA DESMANTELA EL MERCOSUR

En Brasil la crítica fue dura. Es lamentable que en una época de contracción económica mundial, Argentina se embarque en una guerra comercial con Brasil, el principal socio en el Mercosur . Así comenzó el editorial publicado en el diario O Globo, uno de los más leídos en el país carioca. La nota sucede luego de la reunión entre los cancilleres de ambos países que tuvo como objetivo la reactivación de las relaciones comerciales tras la tensión generada por la implementación de trabas recíprocas en el intercambio bilateral.

Justo cuando las dos mayores economías de América del Sur deben energizarse entre sí, incluso para compensar parcialmente la caída de la demanda externa, Argentina contribuye a desmantelar el Mercosur, que ya no se puede llamar un bloque comercial, una vez que cayera en las garras del proteccionismo, especialmente en Argentina , destacó el diario.

En el editorial también se remarca que Brasil tiene una paciencia china con el gobierno argentino con el objetivo de salvar el bloque regional. Pero el país se vio obligado a responder de la misma manera que Argentina , en relación a las restricciones que el gobierno de Dilma Rousseff impuso para algunos productos porteños como represalia por las trabas aplicadas por el secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Según afirma el periódico, Brasil se las arregló para mantener, en las últimas décadas, la continuidad de una política económica responsable, a pesar de algunos altibajos, y con buenas razones, capaz de inspirar confianza y, por tanto, atraer la inversión extranjera. Independientemente del partido en el poder , mientras que en Argentina estas decisiónes están ligadas al gobernante de turno, generalmente de corte peronista nacional-populista .

Tensión. Las recientes acciones del gobierno argentino, como la expropiación de YPF, siguen teniendo reacciones en la región. foto: especial

NEUQUÉN DEVUELVE CUATRO ÁREAS PETROLERAS A YPF

La provincia argentina de Neuquén aseguró que devolverá a YPF las licencias para operar en cuatro áreas petroleras que le había quitado a la empresa en medio del conflicto entre la española Repsol y el gobierno argentino de Cristina Fernández de Kirchner.

Las áreas que volverán a ser explotadas por YPF, empresa bajo intervención estatal desde abril pasado, son Chihuido de la Salina, Rincón del Mangrullo, Don Ruiz y Portezuelo Minas, precisó el gobierno en su portal oficial.

Neuquén, una de las mayores provincias productoras de hidrocarburos de Argentina, había quitado a YPF el permiso para operar estas áreas en marzo pasado, tras alegar una supuesta falta de inversiones en estas explotaciones.

Otras dos provincias argentinas, Santa Cruz y Chubut, también fueron devueltas YPF,  luego que fueran quitadas en marzo.

El pasado 3 de mayo el Parlamento argentino aprobó una ley impulsada por el Ejecutivo para la expropiación de 51% de las acciones de YPF a la petrolera Repsol.

El grupo español inició este martes los trámites para llevar a un arbitraje internacional la nacionalización de YPF con la remisión de una carta a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, en la que declara la existencia de una controversia en la expropiación.

Ahora se abre un plazo de seis meses para que las partes intenten llegar a un acuerdo, antes de que Repsol presente definitivamente una demanda arbitral ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial (Ciadi).

Hasta la expropiación impulsada por Argentina, Repsol era el máximo accionista de YPF, con 57.4% del capital, una participación que la compañía presidida por el empresario Antonio Brufau valora en 10,500 millones de dólares.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica