Mientras el desalojo de los trabajadores de la mina de Cananea está en ojo del debate, El Economista presenta parte del expediente de investigación de la PGR, el cual revela la ruta de escape de una parte de los 55 millones de dólares del sindicato, presuntamente desviados por el exlíder minero y prófugo de la justicia, Napoleón Gómez Urrutia.

El documento indica que en efectivo, el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos y su extesorero, Héctor Félix Estrella, liberaron 34 millones 761,564 pesos distribuidos en 122 cheques de la Cuenta del Sindicato Minero BBVA Bancomer a nombre de su chofer Gregorio Pérez Romo, el cual retiró, en cada ocasión, las cantidades en efectivo de la sucursal Etiopía de dicha institución bancaria en el Distrito Federal.

Además, el 29 de junio del 2009, se retiraron en efectivo 5 millones 750,379 pesos de esta misma sucursal bancaria de la cuenta del sindicato minero en BBVA Bancomer. Por otro lado, el 7 de marzo del 2006, Gómez Urrutia y sus trabajadores de confianza sacaron 1 millón de pesos de esta misma cuenta.

El expediente acredita que Gómez Urrutia y sus colaboradores realizaron 36 operaciones de compra de divisas en el periodo comprendido entre el 24 de agosto del 2005 y el 24 de febrero del 2006, las cuales ascendieron a 55 millones 444,140 pesos.

El instrumento certifica que el 20 y 24 de febrero del 2006, Napoleón, en complicidad con su personal, depositó 30 millones de pesos, a la empresa One Project SA de CV en el Banco Regional de Monterrey .

La averiguación explica que esta operación se trianguló a través de la Consultoría Internacional Casa de Cambio (CICC) y se empleó para comprar 6,000 acciones ordinarias nominativas de la sociedad One Project.

El documento expone que se efectuaron cuatro transferencias en pesos por un importe total en dólares que 1 millon 900,000 dólares a la CICC, que a su vez las transfirió a un tercero en el Laredo Nacional Bank .

Este dinero fue empleado para adquirir dos bienes inmuebles de uso residencial de lujo, uno mide 5,047 metros cuadrados y el otro 5,022 metros cuadrados; ambos ubicados en el Fraccionamiento Bosques de San Ángel en el municipio de San Pedro García, Nuevo León.

Como se demuestra en la gráfica, la averiguación expone que Gregorio Pérez Romo realizó por lo menos 19 operaciones bancarias entre el 8 de febrero y el 29 de junio del 2005, elaboradas para depositar fondos en favor de la Consultoría Internacional Casa de Cambio, abastecer de efectivo Gómez Urrutia y a Félix Estrella y para pagar las tarjetas American Express de los hijos de Napo: Alejando y Ernesto Gómez Casso.

El numerario se obtuvo a través de la cuenta bancaria 0453375811 de BBVA Bancomer a nombre del sindicato minero, la cual se abasteció de 2 millones 960,000 dólares con dos depósitos efectuados el 27 enero de ese mismo año provenientes de una cuenta del banco Scotiabank y en Bancomer.

alangner@eleconomista.com.mx

#