El Instituto Federal de Telecomunicaciones afina en estos días su nuevo portafolio de frecuencias radioeléctricas para radio, televisión y servicios móviles que presentará al mercado de forma definitiva en abril próximo; pero da hasta el 12 de febrero para que los interesados hagan su propuesta por una señal en particular que no haya sido considerada en las próximas subastas de espectro.

El regulador deja abierta así la posibilidad de que la iniciativa privada, si es de su interés, solicite la licitación de canales de televisión digital en la Ciudad de México, adicionales a los dos que ya fueron licitados el año pasado.

Alejandro Navarrete, director de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT, perfila 179 estaciones de radio, entre las bandas de AM y FM, las que se licitarán desde el último tramo del 2018, más dos canales para televisión comercial, pero “el número todavía podría incrementarse más allá” en los dos rubros, conforme las solicitudes que lleguen al regulador hasta el 12 de febrero, para luego ser analizadas durante un periodo de treinta días hábiles.

El IFT sacará a concurso en una misma licitación las frecuencias que sí despertaron interés en procesos pasados, pero que diversos motivos los jugadores de entonces no pudieron hacerse con ellas.

De esta manera, por ejemplo, sumará 42 estaciones que quedaron disponibles del año 2016, 27 del 2017, más 25 del 2018 y otros 33 lotes del 2015. En total, el regulador estima como seguro que serán 127 frecuencias de FM y 52 de AM las que irán a concurso al final del año, en noviembre, a través de lo que será la licitación IFT-8.

En momentos en que la industria de la radiodifusión manifiesta interés por la televisión, aún con el avance de otros medios de comunicación audiovisuales en la preferencia del consumidor, el regulador asiente que sí es posible configurar nuevas propuestas televisivas en o desde la capital del país.

“Si lo piden, sí; quedan varios en la banda de VHF que podrían ser objeto de una licitación pública. Si quieren un canal, que lo manifiesten en el Instituto”, dice Alejandro Navarrete. “Si recibimos solicitudes y son viables, no tendríamos empacho de incluirlas en el Programa Anual de Uso y Aprovechamiento de Bandas de Frecuencias 2018. Sí hay canales disponibles de TV”.

Los concesionarios de televisión, al tiempo que buscan nuevas frecuencias que los lleve a ampliar su cobertura, también echan mano de la multiprogramación de canales y a la vez de las políticas regulatorias.

Ejemplo de ello es Televisa, que siendo agente económico preponderante en radiodifusión, ha podido llevar más lejos las señales de Gala TV y de Foro TV, mientras que MVS Comunicaciones ha podido llevar del cable a la televisión abierta al canal 52MX.

IFT avanza con el despeje de la banda de 600 MHz

Alejandro Navarrete sostiene que el reacomodo de las señales de televisión que operan sobre espectro el de los 600 Megahercios estará completado entre el tercer y último trimestre de este año, para después buscar los mecanismos idóneos para subastar esas frecuencias ahora liberadas para servicios móviles y que se exploten para el futuro estándar de comunicación 5G.

México, recuerda el director de la Unidad de Espectro Radioeléctrico, terminará antes que Estados Unidos con el reordenamiento de esa banda en particular, lo que dará al regulador tiempo para estudiar mejor su explotación.

La banda de los 600 MHz se conoce en la industria como “el segundo dividendo digital” y su naturaleza es muy similar a la banda de los 700 MHz en cuanto su poder de cobertura. Anteriormente estuvo siendo utilizada para televisión -unos 260 canales- entre los canales que van del 38 al 51; de las frecuencias de los 614 a los 698 Megahertz, 84 MHz valiosos para servicios de nueva generación.

El funcionario establece que el IFT aún no define el mecanismo de licitación de ese espectro, pero expone que serán dos bloques los que saldrán a subasta: 35 MHz para comunicación de subida y 35 más para descarga; los 14 Megahertz restantes se utilizarán como bandas de guarda para evitar interferencias.

“Será hacia el 2020 cuando esté lista para licitarse, pero pensamos que en 2019, al final, tendremos ya una propuesta clara de cómo se licitaría esa banda”.

Alejandro Navarrete de paso fija que los tiempos para licitar el espectro de los 600 MHz estén fijados de esa manera como una medida para dar impulso a la Red Compartida que correrá sobre las frecuencias de los 700 MHz, próxima ya a entrar en operación.

“No están las condiciones técnicas dadas para licitar la banda; evidentemente no hemos acabado de despejarla y el 5G apenas está en las primeras versiones de lo que será ese estándar y en Estados Unidos van a tardar más tiempo en despejarla. No tiene nada que ver con los tiempos de la Red Compartida; responde a un carácter regulatorio internacional, de tecnologías y técnico de estandarización”.

erp