La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reconoció que hubo inconsistencias metodológicas al cuantificar el costo de cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), que es menor a lo reportado en el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2019.

“Se reconoce que existen inconsistencias en la cuantificación realizada en el marco de la auditoría, por lo cual su contenido está siendo objeto de una revisión exhaustiva, en particular en relación con la metodología utilizada para determinar el costo de cancelación del Proyecto del Aeropuerto de Texcoco." 

“Al momento se ha detectado ya que dicho monto es menor a lo estimado inicialmente por una deficiencia metodológica’’, aclaró el ente autónomo sobre la auditoría de desempeño número 1394-DE 

Precisó que de manera preliminar “se ha detectado en la auditoría revisada que el costo estimado de la cancelación de la construcción del NAICM considera los flujos pasados y futuros para llevar a cabo la cancelación de las obligaciones contraídas para la construcción que no representan un costo, pero si un flujo de salida; asimismo, contempla Bonos en Circulación que ya se encuentran contemplados dentro del costo de la inversión ejercida y la terminación anticipada de los contratos suscritos; además, contempla intereses de vencimientos futuros que no representan un costo actual y que se materializarán en la medida que dichos bonos no sean rescatados, siendo que hasta entonces, en su caso, formarán parte del costo de cancelación’’.

Y que cuando cuente con mayores elementos dará a conocer el resultado final de la revisión de la auditoría referida.

De acuerdo con la revisión del gasto 2019, la ASF concluyó que dicha cancelación costará, por lo menos, 331,996.5 millones de pesos, 231% más que los 100,000 millones de pesos estimados originalmente por el gobierno de la República.

Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que las conclusiones de la ASF sobre la cancelación del NAICM son exageradas y están mal porque él tiene otros datos, y pedir aclaraciones sobre el tema, David Colmenares Páramo, auditor superior de la Federación ordenó la revisión correspondiente.

“Nosotros no queremos ser usados por nadie para fines políticos de otra naturaleza. Fue, por eso, que ordené hoy mismo y están trabajando las otras áreas auditoras con desempeño para que dejemos aclarado el tema, particularmente cumplimiento financiero que sí es vinculante’’, explicó el funcionario entrevistado por Radio Fórmula.

“Yo no me cierro a que podamos tener algún error. Si lo tenemos, lo reconocemos y si no, tratamos de explicar a lo que se llegó en la auditoría de desempeño’’, anticipó.

“Está en su derecho, si observamos, fue respetuoso con la Auditoría’’, respondió Colmenares Páramo en referencia a las declaraciones del mandatario mexicano.

“Simplemente, nos da la oportunidad también de que aclaremos nosotros antes de que aclaren ellos, y aun lo que aclaremos seguramente va a ser sujeto de revisión con las dependencias que estén involucradas con el tema, en este caso, con el comité encargado de liquidación del aeropuerto de Texcoco que, efectivamente, ya en el pasado se vio que tenía muchas, muchas observaciones’’, completó el auditor.

AMLO pidió aclaración

Desde Palacio Nacional, el presidente dijo: “Entonces, me gustaría que ellos aclararan sobre ese dato, que está mal; es exagerado. Si fuese así, pues entonces nos iba a costar el aeropuerto no 300,000, sino 600,000 millones (de pesos), el aeropuerto de Texcoco. Entonces, aun así, nos ahorraríamos como 300,000 millones (de pesos) con el aeropuerto que estamos construyendo en lo que era la base militar de Santa Lucía. Entonces, yo espero que aclararen’’.

Los funcionarios de la ASF deben aclarar el tema, insistió, porque “le están dando mal la información a nuestros adversarios y yo creo que no deben de prestarse a esas campañas’’.

“Pues sí exageran. Y no sólo eso, están mal sus datos, yo tengo otros datos y se va a informar aquí; y ojalá y lo hagan ellos, los de la Auditoría Superior de la Federación…”.

El grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado de la República manifestó su respaldo al auditor superior de la Federación, David Colmenares.

“Al presidente López Obrador le molesta todo lo que signifique transparencia y rendición de cuentas. Los resultados de la ASF desnudan a Morena: incompetencia, simulación, omisión, opacidad; en síntesis, corrupción. Nuestro reconocimiento y respaldo a Colmenares Páramo’’, publicaron los senadores panistas en Twitter.

En conferencia de prensa virtual previa, Xóchitl Gálvez, Kenia López y Alejandra Reynoso exigieron al presidente respetar las facultades de la Auditoría y sus resultados, y acatar la ley.

Y llamaron al titular del Ejecutivo federal y a los diputados federales y senadores del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a no iniciar, como en otros casos, un ataque en contra de la institución que hizo pública la información de la revisión de la Cuenta Pública 2019 puesto que ello sería atentar contra la transparencia y la fiscalización de los recursos públicos.

Para Verónica Juárez Piña, coordinadora del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados, las evasivas de López Obrador sobre el Informe de Fiscalización de la Cuenta Pública correspondiente al primer año del sexenio lopezobradorista no eximen a su gobierno de atender los señalamientos de la ASF.

Dichos resultados, dijo, evidencian la discrecionalidad, opacidad y el clientelismo con que se manejaron los recursos públicos.

“Si el presidente tanto presume la austeridad y la lucha contra la corrupción, entonces en lugar de descalificar a la ASF, lo que debe de hacer es aclarar las irregularidades, el despilfarro y la falta de transparencia en el uso de los recursos públicos en prácticamente todas las áreas de su gobierno, particularmente en sus megaproyectos y programas sociales predilectos”, completó.

rolando.ramos@eleconomista.mx