La empresa británica de reparto de comida a domicilio Just Eat y su competidora holandesa Takeaway.com han alcanzado un principio de acuerdo para una fusión que daría origen a una de las mayores plataformas online de envío de comida a domicilio del mundo, con más de 360 millones de pedidos por un valor de 7,300 millones de euros en 2018. El grupo resultante, que se llamará Just Eat Takeaway.com, tendría una valoración de 8,200 millones de libras (unos 10,100 millones de euros).

Según los términos del acuerdo publicados este lunes por ambas empresas, los accionistas de esta compañía recibirán 0.09744 acciones de Takeaway.com por cada título de Just Eat, lo que valora en 7.31 libras cada acción de Takeaway, un 15% por encima de su precio el pasado 26 de julio. Así, al cierre de la transacción, los accionistas de Just Eat controlarían el 52.2% del grupo resultante y los de Takeaway.com se quedarán con el 47.8 por ciento.

Las compañías también han informado que, una vez completada la operación, Mike Evans, actual presidente de Just Eat, asumirá la presidencia del consejo de la nueva empresa combinada, mientras Adriaan Nühn, presidente del consejo de supervisión de Takeaway.com, asumirá la vicepresidencia del consejo de supervisión de la nueva sociedad.

Igualmente, Jitse Groen, consejero delegado de Takeaway.com, se convertirá en el máximo ejecutivo del nuevo grupo tras la fusión; Paul Harrison, actual director financiero de Just Eat, asumirá el mismo rol en la nueva empresa, mientras que Brent Wissink, director financiero, y Jörg Gerbig, director de operaciones de Takeaway, pasarán a compartir la dirección de operaciones de la nueva empresa combinada.

El objetivo es que el nuevo grupo que surja de la fusión tenga su sede y esté domiciliado en Ámsterdam con una cotización premium en la Bolsa de Londres y manteniendo una parte significativa de sus operaciones en el Reino Unido.

Ambas compañías han asegurado que tendrán posiciones de liderazgo en muchos de los mercados de reparto de comida a domicilio más grandes del mundo, como Reino Unido, Alemania, Países Bajos y Canadá. Las acciones de Just Eat han subido un 21% y las de Takeawey casi un 5% tras conocerse los detalles del acuerdo.

"Las negociaciones respecto de los otros términos de la posible combinación continúan y están en una etapa avanzada", señalaron ambas empresas, advirtiendo de que no puede existir la certeza de que finalmente haya una transacción. En este sentido, según la regulación británica, Takeaway.com tendrá de plazo hasta la tarde del próximo 24 de agosto para anunciar si presenta una oferta en firme por Just Eat o si desiste de ello.

Las dos compañías defienden la operación asegurando que tendrán mayor capacidad para aprovechar las inversiones, en particular en tecnología, marketing y servicios de entrega de restaurantes. Los analistas de Investec dijeron que hay una limitada superposición geográfica entre ambas empresas, con la excepción de Suiza. "En nuestra opinión, esto significa que la oportunidad gira en torno a aprovechar el gasto en tecnología y los costes administrativos, y en compartir las mejores prácticas", señalaron a Reuters, que asegura que esto no es insignificante, pero que es menos atractivo que si se superpusieran. 

Fuerte competencia

Just Eat llevaba meses haciendo frente a la presión de los inversores, especialmente del activista Cat Rock. El fondo de cobertura americano, que tiene participaciones en Just Eat y en Takeaway, ha estado presionando a la primera para que se fusionara con su rival, intensificando así la consolidación del sector, donde un manojo de empresas batalla por liderar el mercado (UberEats, Deliveroo, Glovo, Delibery Hero, Grubhub, además de las dos protagonistas de la operación).

Takeaway ya compró la actividad alemana de Delivery Hero este año por 930 millones para tomar una posición de liderazgo en el mercado alemán. Y Just Eat ha venido haciendo adquisiciones en los últimos años como las de La Nevera Roja y Sindelantal.com o las inglesas Hungryhouse y la canadiense Skip The Dishes. El pasado mayo también se conoció que Amazon había liderado una ronda de inversión de 514 millones de euros en Deliveroo, un movimiento que hizo caer en Bolsa a Just Eat. El pasado 5 de julio, la autoridad de la Competencia británica ordenó que Amazon y Deliveroo frenaran sus planes, alegando que pueden estar incumpliendo las reglas de la competencia.

Just Eat, que opera en España desde 2010 (la compañía se creó en 2001), cuenta en este país con dos millones de usuarios activos (26 millones a nivel global) y una red de casi 10,000 restaurantes entre todos los países donde opera. Además, cuenta con alrededor de 3,000 empleados a nivel mundial. Por su parte, Takeaway, que arrancó en el año 2000.

erp