En el intento más reciente por una compañía de tecnología para incursionar en el área de los coches autónomos, Intel comprará Mobileye por aproximadamente 14,090 millones de dólares.

Mobileye desarrolla tecnología que esencialmente hace que las computadoras puedan detectar la presencia de cuerpos a su alrededor y recientemente ha estado dando pasos para que esa tecnología pueda adaptarse a los carros en las vías. El año pasado, combinó esfuerzos con Delphi Automotive para desarrollar un vehículo totalmente autónomo.

Además, en el 2016, Uber Technologies y Volvo firmaron un acuerdo por 300 millones de dólares para que Volvo le entregue camionetas a Uber para investigaciones sobre vehículos autónomos. General Motors invirtió 500 millones de dólares en Lyft Inc para desarrollar una flota de taxis eléctricos. Google tiene un acuerdo con Fiat Chrysler para trabajar en minivans autónomos y Volkswagen está en un proyecto similar con Gett. BMW, Intel y Mobileye han entrado además en una asociación y Ford ha invertido 150 millones en un fabricante de sensores de rayos láser llamado Velodyne.

Las grandes empresas están tratando de posicionarse para una revolución tecnológica a la par de la revolución de las computadoras , opinó Timothy Carone, profesor de la Universidad de Notre Dame.

Una nueva empresa combinada de vehículos autónomos, que incluye Mobileye y al departamento de vehículos autónomos de Intel, tendrá su sede central en Israel y estará encabezada por el presidente y cofundador de Mobileye, Amnon Shashua.

El esquema mantendrá los sistemas de producción de ambas compañías e intensificará los lazos con compañías de equipos automotores, partes y semiconductores para desarrollar programas de manejo de vehículos, ya sea con asistencia, parcialmente autónomos o totalmente autónomos.

En un comunicado, el presidente de Intel, Brian Krzanich, dijo que al fusionarse, ambas empresas acelerarán el futuro de los vehículos autónomos con mejor rendimiento, datos en la nube, a un costo más bajo para los fabricantes .

Se estima que el acuerdo, ya aprobado por las juntas directivas de ambas empresas, quedará concluido en nueve meses.

Esta adquisición básicamente fusiona los ojos inteligentes del vehículo autónomo con el cerebro inteligente que es el que lo maneja , dijo Krzanich en un comunicado interno.

Entretanto, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, elogió el acuerdo, calificándolo como el mayor pacto empresarial en la historia del país. Afirmó que se le ha prometido que las operaciones de la empresa permanecerán en Israel.

Este acuerdo demuestra fehacientemente que nuestra visión se está haciendo realidad: Israel se está convirtiendo en un centro mundial de la tecnología , dijo Netanyahu.