En julio, el sentimiento general sobre la situación de los negocios mostró un deterioro en comparación con el mes previo, de acuerdo con el Índice Mexicano de Confianza Económica (IMCE), que elabora el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

Según los resultados de la encuesta aplicada a 438 contadores públicos, el IMCE Total de julio de 2012 arrojó 72.93 puntos contra 74.18 puntos en junio, lo que significó una baja mensual de 1.25 puntos.

En su reporte, el IMCP comentó que con este resultado, el IMCE Total continúa ubicándose dentro del rango medio de la clasificación Neutral.

Respecto a la percepción sobre la situación actual, comparando julio de 2012 contra el mes anterior, la confianza económica mostró un descenso marginal de 0.34 puntos, pues el Índice resultó en 68.41 puntos contra 68.75 en junio, nivel que se ubica dentro de la clasificación Neutral, con perspectiva negativa.

Refirió que la expectativa sobre la situación futura (dentro de seis meses) arrojó resultados que muestran una disminución más importante de 2.37 puntos, registrando 78.59 puntos contra 80.96 puntos en el mes anterior, nivel que se ubica dentro del rango medio de la clasificación Neutral, descendiendo por ello un escalón.

Sobre los cinco obstáculos a los que sus clientes se enfrentan y los factores que limitan el crecimiento de las empresas, en julio de este año los contadores públicos encuestados opinaron que las condiciones de inseguridad en el país constituyen el principal problema al que las empresas deben enfrentarse, opción elegida por el 61% de los participantes.

El IMCP refirió que le siguió la falta de capital, seleccionada por el 59% de los encuestados y como tercer obstáculo se encuentra la disponibilidad de financiamiento, con 57 por ciento.

Comentó que este es el tercer mes consecutivo en el que los consultados opinaron que las condiciones de inseguridad constituían el principal obstáculo para las empresas.

HOMICIDIOS AL ALZA

En coincidencia con el IMCE se encuentran las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), respecto a un incremento en las cifras de homicidios en el país.

De acuerdo con el instituto, en el 2011 se registraron 27,199 asesinatos en el país, una proporción de 24 por cada 100,000 habitantes.

Los homicidios se dispararon en un 160% entre 2006, año en el que el gobierno de Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra el crimen organizado con la participación del ejército, y 2011, al pasar de 10,452 a 27,199.

De acuerdo al INEGI, en 2010 la proporción de homicidios fue de 23 por cada 100,000 habitantes.

La entidad con mayor número de incidentes de este tipo fue Chihuahua con 131, "aunque se observa una reducción de un 30% respecto al indicador observado en el 2010"

klm