Las Agrupaciones de Seguridad Unidas por un México Estable (Asume), que aglutina a las 32 asociaciones más representativas del sector de la seguridad privada en el país, inició los trámites para la creación de la Cámara de la Industria de la Seguridad, la cual estará afiliada a la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

El coordinador general de Asume, Armando Zúñiga Salinas, explicó que durante más de tres décadas el sector ha contribuido al bienestar de la nación al aportar 2% del Producto Interno Bruto (PIB) a través de sus asociaciones, que integran un promedio de 8,000 empresas y 600,000 trabajadores.

Además, dijo, “somos un sector estratégico que ayuda a dar certidumbre a las inversiones y que, sin lugar a dudas, contribuye a la paz del país”.

Expresó en conferencia de prensa que la seguridad privada ha tenido un gran auge en los últimos años, en ramas como el de los oficiales de seguridad, custodia de bienes y valores, rastreo satelital, alarmas, blindajes, profesionales de seguridad y tecnología.

“Nuestra industria ha tenido un crecimiento evidente por diversos factores, como el de la inseguridad, que han provocado que las empresas e instituciones inviertan entre 5% y 8% de su gasto operativo para resguardar personal y proteger mercancías o información”, señaló.

Por ello, dijo, “es necesario estar representados por una Cámara que promueva, profesionalice y defienda permanentemente los intereses de nuestra industria e impulse la unidad y el desarrollo empresarial con responsabilidad social”.

Recordó que antes se dieron algunos esfuerzos por contar con una Cámara de Seguridad, pero faltó representatividad, y ahora Asume tiene “los cimientos que permitirán construir la Cámara de la Industria de la Seguridad” y con ello enfrentar los retos pendientes, como “la formalización de casi 40% de las empresas que hoy ofrecen sus servicios”.

Además de avanzar en la profesionalización, regionalización y cobertura del sector, y exigir un mejor marco legal que permita darle mayor impulso y certeza jurídica al crecimiento de esta industria, argumentó Armando Zúñiga.

Destacó que otro de los pendientes es la creación de una nueva legislación, pues la actual Ley Federal de Seguridad Privada se encuentra totalmente rebasada.

Por ello, la Asume, junto a otros organismos, y con el apoyo del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), “hemos hecho evidente la necesidad de crear una nueva legislación que impulse al sector, que sea armónica con las nuevas tecnologías de la información y que aclare el rol de nuestra industria en el abatimiento de los altos niveles de inseguridad que se viven en el país”.

El directivo anunció que Asume, sumados al CCE, a la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y afiliadas a la Concamin, recorrerá todo el país para realizar un censo de empresas y asociaciones, las cuales se sumarán como socias fundadoras de la futura Cámara de la Industria de la Seguridad.

En el acto, el presidente de la Concamin, Francisco Cervantes Díaz, les dio la bienvenida y afirmó que la seguridad privada es básica para la industria, es la que garantiza el abasto a nivel nacional, al tiempo que cuida bienes y servicios.