El gobierno federal ya inició algunos estudios de reconfiguración del espacio aéreo para la operación simultánea del nuevo aeropuerto de Santa Lucía, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y el Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT), y el próximo 11 de febrero se hará una presentación de los avances al presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Nosotros ya estamos trabajando en ver cuáles son las mejores opciones de rutas de aproximación de los tres aeropuertos. Además, estamos incorporando Cuernavaca y Puebla. Todo el espacio aéreo mexicano va a tener que ser reconfigurado para que funcione mucho mejor, se ahorre combustible y para que los aviones vayan por rutas más cortas, con aproximaciones con curvaturas distintas y no estar metiendo a todos en cola”, afirmó el subsecretario de Transporte, Carlos Morán.

El funcionario tomó protesta a la nueva mesa directiva de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), presidida por Alejandro Alonso, y externó su interés de trabajar estrechamente con ellos en beneficio del país, a pesar de los retos existentes.

“No estamos empezando como ustedes hubieran deseado: con un nuevo aeropuerto flamante, grandísimo, inaugurado dentro de seis años o siete, pero esperemos que sí podamos hacer mucho con un aeropuerto (Santa Lucía) que verán ustedes el funcionamiento dentro de dos años y meses. Esperemos que sí. Además, con un AICM transformado”, refirió Morán a representantes de las aerolíneas que operan en el país.

Canaero pide participar

En su primer discurso al frente de Canaero, Alonso agradeció la presencia los representantes de las secretarías de Turismo, Comunicaciones y Transportes, Aeropuertos y Servicios Auxiliares y de la Profeco, con quienes va a colaborar para mantener los estándares de seguridad existente, y sobre todo, con rentabilidad para las aerolíneas.

En su agenda de trabajo (que incluye la reiterada petición de crear una agencia federal de investigación de accidentes en el sector, la agencia federal de aviación civil y apostar por una regulación inteligente, entre otros puntos) se incluye la petición al gobierno entrante de que sean considerados en las decisiones que tomen. “Queremos tener presencia en las mesas de trabajo para el desarrollo del Sistema Aeroportuario del Valle de México (que incluye el AICM, el AIT y Santa Lucía como alternativa a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México) y aportar la experiencia que tenemos”, comentó Alonso. También, solicitó un nuevo estudio de capacidad operativa del AICM, donde se permiten ahora 61 operaciones por hora.

“Haremos los cambios en colaboración con Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano, vamos a incorporar otras tecnologías y vamos a rediseñar los espacios aéreos”.

[email protected]