La Secretaría de Salud pretende desaparecer los alimentos procesados como parte de la nueva norma de etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas, que pone en riesgo las inversiones y viola la propiedad industrial de las empresas, argumentos que podría llevar a los amparos para frenar la ejecución, acusó el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes.

La Concamin calificó como “rudeza innecesaria” la imposición del etiquetado frontal en octágonos negros a los alimentos, que muestra la palabra “exceso en” grasa, azúcares, sodio, cuando la estrategia para el combate a la obesidad debe ser a través de campañas de una alimentación balanceada y ejercicio, no satanizando los productos industrializados.

En entrevista posterior a su participación a la firma del memorándum de Entendimiento de colaboración de propiedad Intelectual entre México y Estados Unidos, el líder de los industriales comentó que no platicó sobre el asunto del etiquetado con Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, quien se pronunció por postergar la NOM051 de alimentos y bebidas no alcohólicas; sin embargo, sus contrapartes industriales estadounidenses sí han enviado quejas y causa extrañeza, porque propuestas no fueron consideradas.

Cervantes anunció que se analiza en el seno del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) la posibilidad de interponer amparos contra la norma de etiquetado que fue impuesta por las autoridades de la Secretaría Economía y Salud. “Cedimos a que fuera etiquetado chileno (con color negro) pero hay voces de Salud y dijeron que no, que están por desaparecer muchos (alimentos) procesados”, cuestionó.

El presidente de la Concamin refirió que se están analizando todos los temas, “todo lo que se atropelló, pero yo creo que sí fue una imposición tremenda. Estuvimos en muchas mesas y le metimos meses, días, horas de diálogo para que se cerrara así. Es un tema que afecta gravemente, sobre todo a los productores del campo”, agregó.

Dijo que la afectación no sólo es a nivel interno, sino que “viola a todas luces” el tema de propiedad intelectual y el Tratado México, Estados Unidos y Canadá, además de que ha causado molestia a nivel internacional.

La industria planteó la reformulación de los productos industrializados como una alternativa, pero la petición no prosperó.

[email protected]