La radio pública, social y comunitaria encara dificultades para retener escuchas en la Ciudad de México. De agosto de 2018 a agosto de 2019 las estaciones públicas perdieron un quinto de su audiencia general y de entre todos los medios públicos de radio AM/FM, el Instituto Mexicano de la Radio (Imer) es el radiodifusor con la mayor pérdida de oyentes, luego de que un tercio de sus escuchas han cambiado de estación.

La esperanza de los medios públicos podría estar ahora en las audiencias en vehículos, porque allí los escuchas han aumentado en 11.01% durante el último cuatrimestre –mayo a agosto de 2019– y juntos acumulan casi un millón de oyentes diarios en automóviles, destacando de entre todos Radio Educación, con un avance allí de 57.81% frente a los datos de mayo e impulsado además por su nueva frecuencia en la banda de FM. Radio UNAM también expandió su audiencia en ese rubro en 37.04% y en tanto que el Imer lo hizo en 3.41% neto, de acuerdo a las mediciones de la casa INRA.

En agosto de 2018, toda la radio pública en su conjunto era escuchada por 695,522 personas en hogares y centros reunión como oficinas de trabajo, mientras que para agosto de 2019 la cuota se redujo a 565,940 oyentes y pese a la entrada en operación en los últimos 10 meses de dos nuevas emisoras: Radio Educación FM y Violeta Radio. En la capital mexicana pronto será escuchada una nueva estación pública originada en Ciudad Nezahualcóyotl, la 99.7 FM, que será la última disponible con cobertura sobre la Ciudad de México y sus alrededores, fue adjudicada por la autoridad reguladora hace unas semanas.

Las siete estaciones que conforman el Instituto Mexicano de la Radio perdieron 31.24% audiencia general en un año y cerró agosto de 2019 con una cuota diaria de 327,112 escuchas, desde los 475,791 de un año antes. Radio UNAM registró un crecimiento de 16.69%; mientras que los escuchas de Radio Educación aumentaron 53.81% en el mismo segmento y tiempo. En agosto de 2019, 42,747 oyentes se quedaron diariamente en Radio Educación y 131,960 prefirieron Radio UNAM, en sus estaciones de AM y FM. El conjunto de la radio pública en hogares perdió 14.31% en hogares entre agosto de 2018 y agosto de 2019.

El contraste con la audiencia en hogares se halla en las audiencias en automóviles, pues cada día 952,563 capitalinos sintonizan en alguna hora del día a los medios públicos. El líder en el rubro es el Imer, con 629,959 radioescuchas, seguido por Radio UNAM, con 108,807 oyentes y Radio Ibero 90.9 de la Universidad Iberoamericana, con 89,718 escuchas.

Es difícil creer que los medios públicos —sobre todo el Imer, Radio Educación, Radio UNAM e Ibero 90.9—, sufren bajas de audiencia por su calidad de contenidos, aun cuando mantienen transmisiones en vivo las 24 horas del día. Mientras que muchas radios comerciales han dejado de hacerlo, en vehículos, la radio pública es más escuchada que otras emisoras operadas por los grandes grupos radiofónicos con alcance nacional y músculo financiero.

Motivos para explicar las bajas de escuchas, en lo que toca en hogares, para los medios públicos puede estar en los recortes presupuestales que sufrieron en su partida anual de 2019 y también por la aparición de nuevas estaciones de radio comercial, que entraron al dial con mucho ruido y con comunicadores con nombres hechos en televisión y en la radio de antaño.

Los medios públicos compiten en el mismo mercado por la misma audiencia a los medios comerciales, pero su presupuesto queda distante de la radio privada: el Imer, para 2019, recibió una partida de 159.2 millones de pesos, 10.8% menos frente al dato de 2018, y Radio Educación sufrió un recorte de 11% y su presupuesto quedó en 76.2 millones de pesos este año.

Para el ejercicio de 2020, los presupuestos de todos ellos no serán más elevados que en 2019, dado que la Secretaría de Hacienda propuso en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación una partida de 160.9 millones de pesos para el Imer y 80.9 millones de pesos para Radio Educación, que ahora debe operar dos estaciones y pensar en lanzar al aire y mantener o no sus otras señales en el interior de la República, al igual que el Imer.

Radio UNAM, Radio IPN, Radio UAM, Radio Ibero y Violeta Radio tendrán que esperar a los financiamientos de sus cabezas rectoras que son las universidades a las que pertenecen o, en su caso, buscar ingresos de organizaciones civiles y de otros rubros del mismo gobierno.

La radio pública perdió cerca de 130,000 oyentes en hogares en la Ciudad de México entre agosto de 2018 y agosto de 2019, pero en los autos aumentó su presencia en más de 94,000 escuchas al cierre de agosto, muestra de que su oferta programática resulta atractiva para los radioescuchas, de aquí que entre el puesto 20 y el puesto 30 de las emisoras más escuchadas de la CDMX, cinco posiciones son ocupadas por esos medios.

kg