El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) publicará este viernes el calendario para la entrega de constancias de participación a los jugadores que están interesados en las frecuencias de la banda de 2.5GHz, ideal para servicios móviles.

A partir del momento en el que el regulador entrega las constancias de participación, ningún participante, en caso que los dos actuales la obtengan, podrá abandonar la licitación sin ser sujeto de hacer efectiva la garantía de seriedad.

El IFT no revelará quiénes son los participantes.

En la licitación de dichas frecuencias únicamente van dos interesados. De acuerdo con el IFT, sólo dos de los cinco interesados que presentaron Manifestación de Interés (MDI) al Instituto entregaron la información y documentación establecida en las Bases de Licitación dentro del plazo previsto.

Inicialmente el IFT recibió cinco MDI, de los cuales había cuatro personas morales y un consorcio, que era Altán pero decidió no participar.

Según el calendario de actividades, a partir del lunes iniciaría la entrega física de las constancias de participación.

El IFT entregará las constancias una vez revisada la información y documentación a quienes hayan cumplido con todos los requisitos establecidos en las Bases de Licitación.

Posterior a dicho proceso, quienes obtengan la constancia podrán presentar ofertas por los bloques de espectro de su interés.

La garantía de seriedad, que deberán presentar los interesados, será de 700 millones de pesos, misma que podrá aumentar durante el proceso de licitación, en función de las variaciones del valor del componente económico del espectro en la licitación.

Telcel, quien ya cuenta con frecuencias en dicha banda, no participa en el proceso debido a que; a pesar de ello, acusó que el diseño de las bases de licitación de la banda de 2.5GHz, desincentivó una mayor participación en el proceso.

A través del espectro que se está licitando se podrán ofrecer servicios de Cuarta y hasta de Quinta Generación (5G) de telefonía móvil, que permiten a los usuarios contar con mayores tasas de descarga de datos y acceder a soluciones de Internet de las cosas (IoT) de baja latencia, es decir con poca demora en la recepción de datos.

Cjescalona.eleconomista.com.mx