La constructora mexicana ICA, la mayor del país, vendió por unos 1,200 millones de pesos (70 millones de dólares) su participación en una firma de manejo de desechos ambientales, según dos fuentes cercanas a la negociación, mientras batalla por obtener liquidez tras incumplir con obligaciones de deuda.

ICA vendió su participación de 49% en Proactiva Medio Ambiente México a un fideicomiso administrado por el magnate mexicano Fernando Chico Pardo, según dijo a Reuters una de las fuentes. La constructora mexicana era propietaria de Proactiva en conjunto con la empresa de agua y manejo de desechos francesa Veolia.

ICA indicó el viernes pasado que incumpliría con el pago de 31 millones de dólares de los intereses de un bono con vencimiento en el 2024 y que comenzó a negociar con sus acreedores la reestructuración de su pesada deuda. Chico Pardo, quien preside el consejo del operador de aeropuertos Asur y administra el fondo Promecap, cerró el acuerdo con ICA en los últimos días, dijeron las fuentes.

El hombre de negocios no respondió de inmediato a una solicitud de Reuters para comentar sobre la operación.

Los títulos de ICA cerraron con un ligero repunte de 0.57%, aunque han perdido en el año 75% de su valor.