El constructor de automóviles japonés Honda anunció este viernes la supresión de 800 empleos en Gran Bretaña de aquí a la primavera boreal debido a una caída en la demanda europea.

Los puestos serán suprimidos en la planta de Swindon, en el sur de Inglaterra, que emplea 3.500 personas.

El constructor evoca "condiciones persistentes de débil demanda en los mercados europeos", según un comunicado.

Honda, que fabrica vehículos en Gran Bretaña desde 1992, jamás suprimió empleos en el país hasta ahora, pero explica que la demanda de automóviles cayó de un millón de coches el año pasado, con condiciones económicas difíciles en países como España, Italia y Grecia.

"Honda permanece totalmente comprometido con sus operaciones de producción en Gran bretaña y en Europa. Sin embargo, estas condiciones persistentes de frágil demanda industrial nos obligan a adoptar decisiones difíciles", comentó Ken Keir, vicepresidente ejecutivo de Honda Motor Europe.

El sindicato Unite calificó estas supresiones de empleos como un "mazazo para la industria británica y la economía local".

Según el sindicato, "son en realidad más de 1.100 empleos que serán suprimidos, ya que el grupo anunció recientemente 325 supresiones de empleos de trabajadores temporarios" en esta planta.

Según las últimas cifras de la Asociación Europea de Constructores de Automóviles (ACEA), la matriculación de coches nuevos en la Unión Europea cayó a su más bajo nivel desde 1993 en los once primeros meses de 2012.

RDS