México se comprometió a abrir cupos a la importación de productos lácteos y aceite de palma en forma gradual hasta alcanzar las 60,625 toneladas anuales a partir del año 11 de la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

Todas estas importaciones entrarán con arancel cero y corresponderán al conjunto de compras originarias de Australia, Brunei, Canadá, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam.

Las aduanas mexicanas deberán abrir un cupo anual de 25,000 toneladas de leche en polvo el primer año y el volumen aumentará gradualmente hasta 42,000 toneladas en los años 11 y subsecuentes.

Un cupo tiene como propósito la importación de un monto determinado de una mercancía, con un arancel (impuesto) menor al que se aplica a los mismos productos que se importen una vez que se llene el mismo cupo en cuestión, de modo que es una preferencia limitada en volumen.

Los otros tres socios en el TPP son Estados Unidos, Chile y Perú, con los que México firmó tratados de libre comercio; también los tiene con Japón y Canadá, pero con ellos la apertura del sector agrícola quedó limitada.

México abrió un cupo para importar el primer año 10,000 toneladas de aceite de palma, el cual escalará progresivamente hasta llegar a 12,000 toneladas a los tres años y se mantendrá así en adelante.

También permitirá otro cupo inicial de 4,250 toneladas de queso, con aumentos graduales hasta llegar a 6,500 toneladas en los años 11 y subsecuentes. Para la mantequilla, el cupo será de 1,500 toneladas el primer año y escalará hasta 2,000 toneladas en el mismo plazo.

Se espera que la mayoría de los cupos lácteos sean abastecidos por Nueva Zelanda, el mayor exportador mundial de leche, y Australia.

Transcurridos 11 años igualmente, México deberá dejar abiertos cupos anuales de 2,500 toneladas de preparaciones a base de productos de leche, 2,000 toneladas de los demás productos lácteos, 1,500 toneladas de leche condensada, 750 toneladas de leche evaporada y 375 toneladas de leche y crema sin concentrar y sin adición de edulcorantes. Todos escalarán desde bases más pequeñas.

México se comprometió a otorgar a Australia 7% de cualquier cupo unilateral de importación de azúcar, cuando requiera comprar del exterior este edulcorante.