El gobierno federal garantizará el abasto de gas natural a la industria nacional a través de la importación del energético comprimido durante este año, y a partir del 2014 se pondrá en ejecución la infraestructura que distribuya el gas; esto, luego de que la industria perdió 16,350 millones de dólares ante las alertas criticas durante el 2012.

Así lo adelantó Francisco Funtanet, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), al congratularse por la política de estado en materia energética que implementará en breve el Presidente Enrique Peña. "Ya no será un convenio como se había pactado con Felipe Calderón, sino una política de estado que garantice y genere crecimiento al país".

En conferencia de prensa, el líder industrial dijo que en este año se estaría pagando unos centavos de dólar adicional por las importaciones de gas, aunque agregó que algunos empresarios estarían dispuestos a pagar un dólar por unidad de millón de BTUs.

El representante de la Concamin dijo que el anuncio oficial, previsto para los próximos días, podría ser elevado a política de Estado para evitar más alertas críticas por desabasto del combustible.

Se tomará como referencia el precio de 3.54 dólares por millón de BTU y sobre este se pagarán unos centavos.

La industria registró 109 alertas por 24 horas durante el 2012, con pérdidas por 150 millones de dólares.

"No queremos que se nos subsidie nada, pero sí queremos una solución justa", dijo Funtanet Mange.

Aseguró que existe consenso en la industria nacional y confió en que la infraestructura sea más completa para 2014.

En este problema de abasto, cada 24 horas de alerta crítica, las pérdidas fueron de 150 millones de dólares, sólo en el estado de Jalisco, donde la situación se endureció, apuntó.

En 2013, agregó, habrá soluciones técnicas con unidades de recompresión, con lo que se garantizará el abasto de gas.

Con información de Notimex

MFH / RDS