El gobierno de Quintana Roo, en conjunto con municipios del estado, traspasó a la Secretaría de Marina una inversión de 195 millones 634 mil pesos para la construcción, adquisición y reparación de equipo con miras a contener el recale cíclico de sargazo en las costas de la entidad que, según pronóstico federal, “será menor que en 2018 y 2019”.

En la mañanera de este 1 de junio desde Cancún, el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina, recordó que desde mayo del año pasado esta corporación empezó a brindar su apoyo en las tareas del gobierno estatal para atender el fenómeno.

Desde entonces se crearon comisiones, dijo, y entre éstas una de las más importantes es la comisión para destinar y definir cómo se iban a gastar los recursos, a fin de que haya claridad en las compras. “No es la Semar la que define qué se va a comprar”, subrayó, “es esa comisión integrada por gente del gobierno estatal y de los municipios”.

En ese sentido informó que “a la fecha se han recibido 195 millones 634 mil pesos”. De este presupuesto, según las gráficas que mostró, 109 millones se destinaron el año pasado a la construcción de 6 sargaceras; a la compra de 4,252 metros de barreras de contención, 4 barredoras de playa y 3 tractores; además, a la reparación de una sargacera y un buque, refacciones, gastos de operación y equipo de almacenamiento de información.

Casi la mitad de ese presupuesto, 50 millones de pesos, fue para la reparación del buque Natans, la cual no ha concluido y lleva un avance de 94%; seguido por la construcción de las 6 sargaceras, en las cuales se invirtieron 30 millones, y la compra de barreras de contención de sargazo, con casi 20 millones de pesos.

Para este año, según las cifras que dio a conocer el almirante, se destinó una inversión de 85 millones 634 mil pesos, “con los cuales”, agregó, “se van a construir 5 sargaceras, se van a comprar 5,119 metros de barreras, 17 motores fuera de borda y un tractor; todo eso está en cotización, desgraciadamente la situación del Covid-19 nos ha atrasado un poco”.

En cuanto a la distribución del equipo el secretario de Marina remarcó que “no es tema de la Semar, también se formó una comisión con el gobierno estatal y los municipales para ver dónde se ponía el equipo”.

Así, de un total de 8 buques sargaceros, 3 se destinaron a Tulum mientras a Isla Mujeres, Benito Juárez, Puerto Morelos, Xcalak y Mahahual se destinó 1 buque por municipio. De las 18 embarcaciones recolectoras de sargazo, 5 fueron para Benito Juárez y Tulum, respectivamente, y a Isla Mujeres, Puerto Morelos, Xcalak y Mahahual se enviaron 2 por municipio. Asimismo, de los metros lineales de barreras de contención, se colocaron 1,200 en las cosas de cada uno de estos municipios: Puerto Morelos, Tulum, Xcalak, mientras en las costas de Mahahual se colocaron 652 metros lineales.

Con base en estudios que han realizado para mayo, junio y julio, el almirante aseguró que “va a haber poco sargazo porque las corrientes están ayudando; están haciendo que vaya hacia el norte y en el Este de la Península la arribazón va ser menos que la que se tuvo en 2018 y 2019”.

Para validar este pronóstico el secretario de Marina mostró gráficas tomadas hace dos días, donde las playas de Isla Mujeres están limpias, las de Benito Juárez con 5% de recale de sargazo, Puerto Morelos con 5%, Cozumel con 10%, Solidaridad con 15%, Tulum 10% y Mahahual 10 por ciento.

“Lo que vemos en las playas es prácticamente pasto marino, que también es parte del ecosistema; casi no ha habido arribazón de sargazo”, concluyó.