La minera canadiense Gammon Gold dijo que despidió a 397 trabajadores sindicalizados y suspendió indefinidamente las operaciones en la mina El Cubo de México, después de una disputa con el gremio por un acuerdo sobre distribución de utilidades.

La compañía de metales preciosos dijo que también está en proceso de presentar cargos penales contra siete ejecutivos sindicales luego de que la disputa llevó a los trabajadores a interrumpir las operaciones de la mina.

Tras el anuncio, las acciones de la compañía cayeron casi 10% en la Bolsa de Valores de Toronto.

Gammon, con sede en Halifax, Nueva Escocia, había dicho este mes que las acciones del sindicato en la mina estaban fuera de ley y que usaría todos los caminos legales posibles.

El sindicato negó alguna mala actuación y dijo que la compañía rechaza un acuerdo para distribuir utilidades del 2009.

"No hubo la disponibilidad de la empresa de hacer un ofrecimiento para ratificar el esfuerzo de los trabajadores durante todo el 2009, de un apoyo económico", dijo el portavoz sindical, Javier Zúñiga.

El portavoz, quien se encontraba camino al central estado de Guanajuato, donde se localiza El Cubo, dijo que el gremio analiza sus opciones legales para evitar el cierre de la mina.

Trabajadores en pie de lucha

Gammon dijo que El Cubo era una operación de tamaño modesto, con potencial de tener una rentabilidad razonable, pero que su viabilidad económica había sido totalmente socavada por una baja productividad sindical inaceptable.

"Los actuales desafíos causados por las distracciones constantes de las interrupciones sindicales y un desempeño por debajo del óptimo han dejado a la mina El Cubo sin sentido económico e cualquier inversión adicional, incluyendo el tiempo y el esfuerzo de la dirección, no se justifica", dijo el presidente ejecutivo de Gammon, Rene Marion, en un comunicado.

La compañía dijo que desde el 2008 invirtió en equipo nuevo, introdujo técnicas de minería eficientes y puso en práctica esquemas laborales más efectivos, además de haber mejorado significativamente la seguridad en la mina.

"Sin embargo, esta inversión no ha producido las mejoras en productividad que se esperaban debido a la continua resistencia del sindicato", dijo Gammon.

El analista de UBS Dan Rollins dijo que las medidas de Gammon representan el fortalecimiento de su resolución para mejorar la viabilidad de la mina.

"No creemos que Gammon esté lista para alejarse de la operación en este momento dado el ... potencial de El Cubo", comentó Rollins, al destacar que esa mina representa 14% del valor de los activos netos de la compañía y 24% de su producción equivalente de oro para el 2010.

Zúñiga dijo que los mineros están decididos a no permitir que la compañía reanude operaciones con trabajadores contratados.

"Uno es tomar a la mina y no permitir a la empresa que continúe trabajando. Nosotros, por ejemplo, si nos despiden, por supuesto no nos vamos a ir a un rincón a llorar (...) vamos a defenderla (la mina)", comentó.

El cierre de El Cubo ocurre días después de que cientos de policías ayudaron a Grupo México a retomar el control de la mina de cobre Cananea -la más grande del país- poniendo fin a una huelga, considerada ilegal por el gobierno, que duró casi tres años.

RDS