A pesar de los cambios en las reglas de operación e incremento de costos en las tarifas para el desarrollo de energías renovables que determinó recientemente el gobierno mexicano, las empresas francesas continuarán “hacia adelante” con sus planes de inversión programados a largo plazo en México, porque serán una realidad en el futuro inmediato, afirmó Marc-Antoine López, director de Business France en México.

En conferencia de prensa virtual para informar los avances de la Reunión Anual de Industriales (RAI), organizada por la Confederación de Cámaras Industriales de la República Mexicana (Concamin), el representante de los empresarios franceses dijo que se trabajará con el gobierno mexicano para el desarrollo en las energías renovables, pues el país galo posee una experiencia amplia con empresas como Total, otras para el desarrollo solar y eólico, además de brindar capacitación profesional e innovación en la materia.

Las empresas nos preguntan de las reglas y qué se pueden hacer, comentó Marc-Antoine López, pero “pensamos que se puede ir adelante y de todas maneras se va a desarrollar un programa de energías renovables en México y tenemos que estar presentes”.

Por el contrario, “creemos que podemos presentar soluciones interesantes a México para su desarrollo en esta área”, destacó López.

El director de Business France resaltó que su país tiene ubicado a México entre los cuatro países considerados como los más importantes para el desarrollo de la energía del futuro, además de China, Rusia y Japón. “México forma parte de los cuatro países más importantes para Francia en el desarrollo de la energía del futuro”, insistió.

El año pasado, México recibió un nivel récord de 177.3 millones de dólares de inversión extranjera francesa en el renglón de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, equivalente a 17.1% del flujo total de IED de Francia hacia México y más del doble que en el 2018.

Durante el primer semestre del 2020, a pesar de la pandemia por el Covid-19, la IED francesa en el renglón mencionado asciende a 64 millones de dólares lo que representa casi una cuarta parte del flujo total del capital francés en México.

A decir del representante de la agencia francesa de promoción de inversiones, las compañías de su nación “están muy comprometidas con México en muchos sectores, también hay otro sector que estamos desarrollando, es la energía renovable y están invirtiendo a largo plazo, implementando programas de innovación e interesadas en desarrollar la capacitación profesional y fortalecimiento de la industria mexicana”.

Las empresas francesas, dijo, mantienen diálogo con la industria mexicana en estos temas y trabajan juntos con la empresa privada y el gobierno de México.

Latente, el interés por invertir

Al respecto, Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, sostuvo que el compromiso de los empresarios nacionales y extranjeros con México es una realidad y está latente el interés por invertir.

“La inversión de Siemens da señal de que siguen apostándole a México, y de la francesa Schneider que generará más empleos. Son señales, aún con la pandemia que nos tuvo cerrados siguen apuestas de inversión por México”, aseveró el líder de los industriales en el arranque del segundo día de la RAI-ITM2020.

Por ello, consideró prioritario fomentar la confianza desde las altas esferas del gobierno de México con el sector productivo, “con los empresarios nacionales e internacionales para promover la inversión y evitar seguir tomando decisiones que afecten la percepción positiva de México”.

El presidente de la Concamin recordó que la industria tendrá un cierre de año en números rojos, todavía no se tiene claro de cuál será el dato, pero considerando, si el PIB de la economía caerá alrededor de 9%, la industria tendrá una caída parecida.

“Por ello, no tenemos tiempo para seguir por el mismo camino. Debemos todos ponernos de acuerdo, sacar lo mejor de nosotros, ser muy creativos e innovadores y con una visión de futuro construir las respuestas que la sociedad necesita para salir de esta crisis”, apuntó.

lilia.gonzalez@eleconomista.mx