Con el impulso de mercado estadunidense, México logró durante mayo su mejor cifra en llegada de turistas internacionales desde abril del 2020, cuando se recibió el primer impacto de la pandemia del Covid-19, aunque alcanzar a las cifras del 2019 aún es algo lejano.

Durante el quinto mes del año, arribaron al país dos millones 658,911 turistas internacionales, 14.3% más que el previo y 198.5% respecto a mayo del 2020, y se captaron divisas por 1,591.7 millones de dólares, lo que representó un incremento de 24.6% con relación al mes anterior y de 931.5% en su comparación anual.

De acuerdo con el resultado de las Encuestas de Viajeros Internacionales (EVI), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el gasto medio de los turistas fue de 346.56 dólares, sin embargo, “el gasto medio realizado por los turistas de internación que ingresaron vía aérea fue de 1,062.41 dólares en mayo del 2021 y en igual mes del 2020 fue de 746.97. Por su parte, en el quinto mes de 2019 el gasto medio llegó a 1,009.37 dólares”.

Luego de una ligera disminución durante abril en el proceso de recuperación en los indicadores referidos, las expectativas a partir de mayo son alentadoras para el sector turístico mexicano, porque se prevé que no habrá temporada baja durante septiembre.

“El mercado de estadunidenses está muy por arriba de las cifras del 2019 y ha crecido, hasta hoy, porque no hay oportunidad de que esos turistas vayan a cruceros, al Caribe o a Europa y les queda bien México, principalmente por la cercanía con sus playas: Cancún, Los Cabos, Vallarta, Mazatlán y poco a poco el turismo de ciudad se recuperará, porque vienen de Europa y gradualmente se abrirán fronteras”, dijo el presidente del Grupo Palace, José Chapur.

El empresario integrante del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), consideró que el principal factor para que sigan llegando turistas de EU (en los primeros cinco meses del 2021 representaron el 81%) es el avance en el proceso de vacunación, aunque también destacan los protocolos sanitarios locales.

Desde su perspectiva, los datos de reservaciones, más allá del buen verano que ya se vendió, le hacen pensar que, en Cancún, por ejemplo, no se presentará la temporada baja en septiembre y que seguirá la inercia actual de turismo al alza.

A pesar del buen mayo que se registró el turismo mexicano, se tiene la certeza de que alcanzar los niveles prepandemia todavía tardarán, el secretario de Turismo, Miguel Torruco, prevé que lleguen a finales del 2022.

En el acumulado enero-mayo del presente año, México recibió a 10 millones 779,617 turistas internacional, lo que representó una baja de 40.6% respecto a igual periodo del 2019, y en divisas sumaron 5,836.8 millones de dólares, 47.3% menos que hace un par de años, según el Inegi.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx